Versión taquigráfica de la 2ª sesión de la Comisión Investigadora | ANCAP

55c5505b3ccd0

SEÑOR PRESIDENTE.– Habiendo número, está abierta la sesión.

(Son las 18:04).

–Estamos en condiciones de comenzar. En el día de hoy debemos considerar los días y horarios de sesión.

SEÑOR BORDABERRY.– Disculpe señor Presidente, pero me gustaría hacer una referencia a la cortesía parlamentaria y a la responsabilidad con la que debemos trabajar en la Comisión.

En la reunión pasada, el Senador Mieres y quien habla presentamos un listado de la documentación a la que queremos acceder y acto seguido se planteó el tema de a quién y cómo citar. Haciendo confianza en el Presidente y en el Vicepresidente de la Comisión, les dijimos que elaboraran un plan y una propuesta, sobre los que, obviamente íbamos a decidir en esta reunión. Pero resulta que nos enteramos por la prensa de que la semana que viene concurren a declarar a la Comisión unos gerentes de ANCAP. Me parece una falta de respeto hacia mí y hacia los otros miembros de la Comisión enterarnos por la prensa de que la próxima semana van a venir el Ministro Astori, el          ex Ministro Lorenzo y los gerentes de ANCAP. Entonces, ¿qué deberíamos hacer? Creo que no vamos a poder pedir más, por cortesía parlamentaria, a dos integrantes de la Comisión, que fijen quiénes son los que van a venir. Pienso que es algo mínimo que no se debe hacer porque, además, yo no estoy de acuerdo con que vengan la semana que viene los gerentes de ANCAP, ya que primero quiero tener la documentación para estudiarla con mi equipo y saber qué preguntar. No quiero que venga un director de ANCAP sin que sepa cómo votó, y si votó en contra me gustaría profundizar por qué actuó de esa manera en determinado punto.

Si vamos a trabajar de esta forma, entiendo que deberíamos guardar el mínimo de cortesía parlamentaria o, lamentablemente, discutir de ahora en adelante todo acá y no pedir a dos compañeros que elaboren una propuesta para los demás.

Pido disculpas porque sé que este no es un tema agradable, pero quería plantearlo porque estamos comenzando con el tema y las cuentas claras conservan la amistad.  Soy franco y claro y quiero decirlo así. De lo contrario, sigan adelante y nos vamos, porque estamos de  florero y vocación de florero, no tengo.

Muchas gracias.

SEÑORA TOURNÉ.–  El planteo del Senador Bordaberry, que alude a la seriedad y al encuadre de trabajo de la Comisión, me parece sustantivo, y no lo digo solo por el  respeto que debemos tener entre colegas, sino porque sabemos que todos los ojos están puestos acá. Me parece que la forma en que trabajemos va a ser el reflejo de la seriedad que le demos a la institución parlamentaria y de la importancia que le podemos asignar al rol de una Comisión Investigadora. Ello depende de nuestra actitud, no hay nada que lo regle, no podemos dar mandato, pero es bueno que haya reglas de juego claras.

En lo personal, apoyo todo lo que sea acordar un encuadre serio y responsable, que nos respetemos entre nosotros pero que, además, se prestigie la actividad de la Comisión Investigadora y del propio Parlamento, porque siempre estamos en cuestión acerca de si hacemos algo o no, si trabajamos o no trabajamos. Pienso que tenemos la potestad de dotar de seriedad a esto y de decidir si la Comisión Investigadora va a ser aquí, en el Parlamento, o si vamos a trabajar en la prensa; esa es una decisión que podemos tomar. ¿Dónde se va a desarrollar? ¿Aquí o en otro lado? Creo que todos tenemos derecho a dar nuestras posiciones en la prensa, porque la libertad de expresión es una de las garantías de la democracia que siempre vamos a defender; pero también entiendo que por el mejor funcionamiento de la Comisión, por nuestro propio prestigio como Senadores y Senadoras de la república que tenemos una cuestión entre manos muy importante, es bueno que determinemos cierto encuadre y que lo decidamos hoy, entre todos. Después deberemos atenernos al encuadre de trabajo y a la metodología que decidamos. Eso no supone, a mi entender, coartar la libertad de nadie para expresarse de la forma que entienda conveniente, sino que es un mínimo respeto al funcionamiento de una Comisión.

Muchas gracias.

SEÑOR CARDOSO.– En primer lugar, quiero decir que la Comisión encomendó al Presidente y al Vicepresidente –quien habla– preparar un plan de trabajo para presentarlo en esta sesión, y creo que es lo que vamos a hacer. Vamos a presentar ahora la conversación que mantuvimos con el Presidente, que consiste en un plan de trabajo que, obviamente, no se ha aprobado porque aún no lo hemos planteado. De manera que la forma de trabajar y las convocatorias las resolverá la Comisión, que es lo que corresponde y no otra cosa.

Ahora bien; si alguien pretende indicarme lo que tengo que decir a la prensa, comienzo por señalar que está equivocado. Represento al Partido Nacional y tengo voz y voto aquí y en la prensa. Pretendo convocar a los gerentes de ANCAP y lo voy a comunicar a la prensa; esto lo voy a sostener y a defender. ¿Dónde se va a resolver el tema? Aquí. No le voy a imponer a la Comisión que convoque a los gerentes de ANCAP, pero tengo todo el derecho de decirlo donde quiera, a no ser que alguien establezca un nuevo criterio de secretismo respecto a lo que tengo que decir.

En el Parlamento juramos guardar silencio cuando se resuelve que sea secreto, pero el tema del que hablé ni siquiera se ha discutido y tengo todo el derecho de decir que voy a convocar a los ex Ministros, a los gerentes y a quien se me ocurra, porque lo puedo hacer. Forma parte de mi libertad. Nadie me va a decir lo que voy a comentar en la prensa. En cuanto a la cortesía parlamentaria está de más porque, en realidad, en esta instancia vamos a decidir a quién se convoca y podría resolverse no citar a quien yo propusiera. Digo esto porque una mayoría parlamentaria puede marcar que mi propuesta no prospere. Ahora, ¿no puedo hacer comentarios? ¿Ese es el régimen de trabajo que se nos va a imponer? Voy a defender mi derecho de comunicar lo que pienso aquí y fuera de este ámbito. Soy lo suficientemente responsable y he formado parte de este Parlamento por bastante tiempo como para saber cómo funciona el Pleno y las Comisiones Investigadoras, porque he integrado varias, así como también sé perfectamente lo que se dice acá y en la prensa. Tampoco me van a decir algo nuevo respecto a cómo funciona la prensa. Creo que estoy en todo mi derecho, como Senador, de representar al  Partido Nacional y decir que pretendemos convocar a determinadas personas. Si se lo hará o no, lo resolverá la Comisión, no quien habla.

Con respecto al plan de trabajo, recién lo comenzaremos a  discutir. En cuanto a las convocatorias y según la conversación que mantuvimos con el señor Presidente, las comenzaremos a considerar ahora.

SEÑOR PRESIDENTE.– Vamos a hacer algunas aclaraciones. Algunas cosas acordamos con el señor Senador Cardoso, y otras no; por lo tanto hoy, en este ámbito hablaremos de ambas.

Estamos dando los primeros pasos con respecto a esta nueva forma de trabajo, y es pertinente explicitar, tanto los acuerdos como los desacuerdos, para definir con claridad la forma en que desarrollaremos la tarea. Algún acuerdo explicitamos y otros están dentro del margen de la libertad que cada uno de nosotros tenga, como representante de su partido y de la estrategia que se desplegará en la Comisión Investigadora, que se puede plantear acá o en la prensa; eso no me preocupa.

Sí quiero decir que hicimos una solicitud con respecto a la metodología de trabajo, sobre la cual pensamos que hay acuerdo, en el sentido de que antes de incorporar algún dato nuevo al proceso, primero se planteara en la Comisión. Eso sí creemos que fue algo que planteamos con claridad y, en lo personal, asumimos que ese acuerdo estaba suscrito por todos los integrantes de la Comisión. Entonces, repreguntamos si, dentro de todos los temas que manejamos, esa metodología acordada se mantiene o no, porque eso es importante. La estrategia del Partido Nacional en cuanto a quién va a convocar o cómo va a actuar, no me preocupa, pero sí me importaría que si  tiene un elemento nuevo  para incorporar, que no está en la Comisión Investigadora, primero lo planteara en este ámbito y, después en la prensa. Lo mismo sucede si el Partido Colorado o el Partido Independiente hacen un planteo importante o grave: primero se discute en la Comisión y se calibra la importancia, a efectos de direccionar a quien corresponda  la clarificación de ese tema por la vía formal que corresponda. Eso creo que fue algo que conversamos con claridad y que reafirmamos como una metodología razonable para trabajar, porque va a ser más eficiente el trabajo y le va a dar más consistencia  a los cometidos de esta Comisión Investigadora.

SEÑOR MIERES.– Creo que eso puede ser una sugerencia, pero no una obligación, porque normativamente no estamos obligados a actuar de tal o cual manera. Cada uno sabrá cómo lo hace y de qué manera se comporta. La sugerencia del Presidente, la tomamos, y luego veremos cómo va funcionando.

Me parece que cada miembro de la Comisión sabe o tendrá que actuar de acuerdo con su criterio de prudencia o de necesidad de hacer públicas sus opiniones o sus acciones. En eso no hay vuelta; no se puede limitar. Además, tal cual lo acordado, tampoco la Comisión tiene carácter reservado en sus actuaciones, salvo que se establezca expresamente lo contrario. Creo que con eso alcanza. Después cada uno sabrá cómo manejarse.

Muchas gracias.

SEÑOR BORDABERRY.– Reivindico, como lo hizo el señor Senador Cardoso, el derecho a decir a la prensa lo que tenga ganas. En ese sentido, creo que nadie ha planteado en momento alguno coartarle su legítimo derecho de expresar a la prensa, antes, durante o después, lo que desee. Si el señor Senador interpretó eso, no fue lo que dijimos y se puede consultar la versión taquigráfica.

Estas sesiones no son secretas, salvo que se disponga lo contrario.  La libertad de expresarse y de hacer declaraciones a la prensa existe y seguirá existiendo y aunque me la negaran la ejercería y lucharía para que otros también la pudiera ejercer.

Quiero dejar claro que tengo otra coincidencia con el señor Senador Cardoso: como acaba de señalar, él representa al Partido Nacional, no así al Partido Colorado ni –supongo– al Partido Independiente. Esta situación no se da en el caso de la Bancada del oficialismo porque son cuatro integrantes de un mismo partido, por lo que uno puede hablar por los cuatro, como supongo que así lo harán. En nuestro caso, somos tres partidos distintos y, por ende, cuando se vaya a acordar algo, quiero expresarme. ¡A mí no me representa nadie! Integro, sí, la oposición, pero una oposición distinta a la del Partido Nacional. Creo que nadie se va a ofender por esto porque es la realidad. Digo esto, además, porque también tengo obligaciones hacia mis compañeros de partido. Perfectamente un Senador me puede decir: «¡Ya empezaron a resolver las citaciones y no me avisaste nada!». Obviamente, rindo cuentas, no solo a la prensa, si decido hacer declaraciones, sino a mis compañeros de partido, sobre lo que estoy haciendo acá. En ese sentido, al momento de tomar una decisión trascendente, consulto con los compañeros de partido sobre cómo actuar.

Hechas esas dos salvedades bien claras y habiendo dejado constancia de las coincidencias en cuanto al legítimo derecho de hacer declaraciones, quiero volver a la citación porque, para mí, eso es la cortesía parlamentaria. Si pedimos a dos integrantes de la Comisión que elaboren una propuesta para decidir sobre ella en el día de hoy, creo que por cortesía parlamentaria –por lo menos es lo que yo tendría–, primero se la comunicaría a quienes me encomendaron el trabajo. Esa es una cuestión personal que no le impongo a nadie; es así. ¿Por qué? Porque obviamente me pasa con mis compañeros que me preguntan: «¿Ya empezaron con las citaciones?» Y yo les respondo: «La verdad que no lo sé». Entonces, cuando contesto esto, el que está del otro lado se debe preguntar qué estoy haciendo yo en la Comisión si no sé qué está pasando. Esa es la realidad.

Con respecto al otro punto planteado por el señor Presidente, creo que va en la conducta de cada uno. Tenga la certeza el señor Presidente de que yo no voy a plantear cosa alguna en el ámbito público antes de hacerlo en la Comisión, más allá de que sea o no un compromiso de todos. Personalmente, me comprometo a plantearlo siempre antes en la Comisión porque creo que es la forma de proceder, de respeto hacia los colegas, aunque respeto que otros piensen que no debe ser así. Yo lo voy a hacer.

SEÑOR CARÁMBULA.– Creo que era necesario hacer estas precisiones antes de empezar el trabajo en el día de hoy.

Naturalmente, compartimos lo expresado por la señora Senadora Tourné y por el señor Presidente y, en gran parte, también lo manifestado por el señor Senador Bordaberry.

Creo que se trata de ir efectivamente ahora a la propuesta de trabajo en materia de ordenamiento, de procedimientos y fundamentalmente de tiempos, que es de lo que se trata.

SEÑOR PRESIDENTE.– Acordamos algunos puntos con el señor Senador Cardoso. Otros aspectos están vinculados con el listado de las personas a citar sobre lo que todavía no llegamos a un acuerdo.

SEÑOR MIERES.– El señor Presidente habló de los días y horas de funcionamiento.

SEÑOR PRESIDENTE.– Es verdad y sería bueno precisar esos aspectos en primer lugar para ordenar.

La señora Senadora Tourné promovió un cambio que creo que mejora el funcionamiento de la Comisión y adecua bastante la disponibilidad de agenda de todos los Senadores. La propuesta es la siguiente: la Comisión se reuniría los días martes a las 15 y 30 y los días miércoles a las 18 horas.

SEÑORA TOURNÉ.– Eso sería, señor Presidente, durante el régimen de sesiones ordinarias del Senado. Luego del 18 de cada mes la Comisión sesionaría de mañana los días miércoles y los martes seguiría funcionando a las 15 y 30 horas.

SEÑOR PRESIDENTE.– Los miércoles posteriores al 18 de cada mes la Comisión se reuniría a las 9 y 30 horas. Como mencionó la señora Senadora Tourné, se mantiene el día martes 15 y 30 horas.

SEÑOR CARÁMBULA.– Con respecto a la hora 15 y 30 de los martes, sugeriría fijar una hora de comienzo y terminación porque cambiamos el horario de la Comisión de Salud Pública para la hora 17 y 30 luego de hacer una serie de consultas. Entonces, nos gustaría saber que no nos extenderemos más allá de un par de horas de trabajo, porque siguen funcionando el resto de las Comisiones.

SEÑOR PRESIDENTE.– En principio podemos tomar esa decisión, pero en la medida en que afecte el funcionamiento de la Comisión Investigadora nos veremos en la necesidad de encontrar otro horario y otro día.

SEÑOR CARÁMBULA.– Como mencioné, hasta el día 18 de cada mes cambiamos el horario de la Comisión de Salud Pública. Después de esa fecha no habría inconveniente.

SEÑOR PRESIDENTE.– Con respecto a la organización del trabajo en la Comisión, debo decir que, en realidad, no me había quedado tan claro que debíamos acordar un listado de personas a ser convocadas. No lo incorporé como una tarea, aunque sí recibí la inquietud del Partido Nacional acerca de un listado tentativo. Di mi opinión al respecto, pero no fue un tema en el que profundizáramos porque, entre otras cosas, somos contestes de que hasta que no venga buena parte de la información que se solicitó, es muy difícil organizar ese cronograma de posibles entrevistados en lo inmediato. Más allá de esto, como Bancada del Frente Amplio tenemos propuestas sobre citaciones específicas que realizaremos después.

Nos parece que dada la complejidad que tiene todo lo vinculado al funcionamiento del Ente, de la empresa ANCAP, se podría encontrar la siguiente organización temática.

Un primer capítulo sería todo lo vinculado a la situación económico financiera de la empresa. Se trata de un gran capítulo para ser trabajado y para poder consolidar la información que vaya llegando con ese criterio. El segundo capítulo estaría vinculado a las cuestiones contractuales, jurídicas, recursos humanos y gastos, y en este punto entrarían las contrataciones, la publicidad y la política de responsabilidad social. Y el tercer capítulo sería ANCAP y las subsidiarias, o sea, grupo ANCAP, para llamarlo de alguna manera.

Nos parece que esa podría ser una forma de organizar la documentación y la información que vaya llegando. Luego, el abordaje de los temas estará relacionado con las personas que se vayan convocando donde, sobre todo ANCAP, probablemente sea alguien recurrente en estas convocatorias. Organizar el trabajo temáticamente puede optimizar  nuestro tiempo y, a su vez, el tiempo y la preparación de la gente que concurra aquí, a los efectos de abordar, con cierto marco lógico, los puntos que están en cuestión. De otra manera, sería una diversidad muy amplia de temáticas que no permitiría una buena síntesis de las jornadas de entrevistas y de trabajo.

Esa es en concreto la propuesta, que queda a consideración de los señores Senadores.

SEÑOR BORDABERRY.– Sería bueno ver cómo entran los doce puntos presentados en la solicitud de la Comisión Investigadora dentro de los tres capítulos que se plantean. Digo esto porque todos hemos trabajado hasta ahora en base a esos doce puntos y no deberían quedar fuera. Por tanto, de pronto se podría hacer ese trabajo y tenerlo pronto para la próxima reunión del martes, a fin de ponernos de acuerdo en qué parte de la denuncia va dentro de cada uno de estos tres capítulos.

SEÑOR PRESIDENTE.– Ya hice ese ejercicio y creo que es bastante sencillo lograrlo.

SEÑOR BORDABERRY.– Agradecería al señor Presidente que me pasara esa información.

Asimismo, si ya se tienen propuestas de personas a citar, sería bueno que todos las conociéramos para ver en qué capítulo entrarían; si nosotros tuviéramos a alguien más para agregar, lo haríamos.

SEÑOR CARDOSO.– Como señaló el señor Presidente, el planteo de forma de trabajo fue el conversado y es el que hemos traído a la Comisión. Por tanto, si la Comisión está de acuerdo con el mecanismo que el Presidente planteó –nos parece correcto organizarnos de esa manera–, correspondería ubicar los temas dentro de los tres grupos.  Es obvio que en el primer grupo se encuentran los dos primeros puntos. Como lo señalamos en la sesión anterior, también es obvio que los puntos uno y dos se van a tratar en forma conjunta, que son los que refieren al incumplimiento de la entrega de los balances y al estudio económico y financiero, al endeudamiento y demás de la compañía. Participamos del criterio planteado y nos parece que debemos ingresar de lleno a los punto uno y dos sin más postergaciones.

Además, debo señalar que hemos traído un listado de documentos para agregar a lo planteado por el Partido Colorado y el Partido Independiente. Se trata de una solicitud de documentos sobre el cuarto capítulo y de un listado de nombres para convocar en el inicio de este trabajo, partiendo de la base de que los dos primeros asuntos se encuentran en el primer capítulo. Entonces, como dije, ya tendríamos que entrar a analizar el primer capítulo.

Le hago entrega al señor Presidente de nuestra propuesta para los puntos uno y dos –se solicita documentación adicional– y también un listado con los nombres, algunos de ellos relacionados con el tercer punto. Se trata de una propuesta que analizaremos y solicito que se reparta.

SEÑOR MIERES.– Creo que la propuesta presentada por el Presidente y el Vicepresidente es compartible. Me parece una propuesta adecuada y bien estructurada; después veremos cómo se distribuyen los puntos.

Quería decir que en el transcurso del proceso quizás no solo se analicen los doce puntos incluidos porque, obviamente, a partir del planteo de la denuncia y de que se investiga comienzan a surgir temas colaterales que, legítimamente, pueden incorporarse porque es parte del objeto general de la investigación.

Por otra parte, dejo constancia de la entrega de una nueva solicitud de documentos que me parecen importantes, con copia para los Senadores y la Secretaría.

SEÑOR PRESIDENTE.– Más allá de defender esta organización temática que recién propusimos, entendemos que hay una cuestión previa a salvar y que hace al punto cero de esta Comisión Investigadora, que es la siguiente. En realidad, ya hubo –y eso es lo que habilitó el proceso de la preinvestigadora y de instalación de la Comisión Investigadora– una denuncia de doce puntos presentada por el Partido Nacional que involucra el funcionamiento de ANCAP. Por lo tanto, nos parece natural que se le dé vista formalmente a ANCAP de esto, cosa que hasta el momento no ha hecho. ANCAP es consciente –porque es público– que hay doce denuncias presentadas por el Partido Nacional que involucran al Ente, pero creo que corresponde dar vista formal vía nota a la Comisión Investigadora y, al mismo tiempo, corresponde hacer una primera citación al directorio de ANCAP para que dé cuenta, por lo menos de manera sintética, de los doce puntos que establece la denuncia. Más allá de que después la profundización y el análisis se hagan en base a la organización de los temas y de que la documentación que vaya llegando permita el análisis más profundo de los mismos, el directorio de ANCAP tendrá que comparecer nuevamente ante la Comisión por ello. Reitero que dado que se trata de un tema público y que no está formalmente comunicado al Ente, nos parece que correspondería que ANCAP diera una primera vista del tema y una contestación a esta Comisión. Ello será, también, un orientador para ampliar la documentación que se pueda requerir, así como las próximas preguntas o líneas de trabajo para las futuras convocatorias que se hagan al directorio del Ente.

Esa es la propuesta que traemos a la Comisión: dar vista a ANCAP vía nota y coordinar para que el directorio, cuando esté en condiciones –que sea lo antes posible–, concurra a la Comisión.

SEÑOR BORDABERRY.– Insisto en la necesidad de empezar a recibir a la gente una vez que haya estudiado la documentación. Me parece que es algo básico, que así es como debemos proceder, porque puede pasarnos que vengan a decirnos una cantidad de cosas, y nosotros una vez que recibamos la información, los citemos nuevamente para preguntarles sobre eso. En ese sentido, tal vez la Secretaría puede acelerar todos los pedidos de documentación relacionados con el primer punto para empezar a trabajar rápidamente sobre él. Reitero, no tengo problemas en recibir al directorio de ANCAP y en escucharlo, pero quiero que quede claro que después de que estudie la documentación, si hay alguna duda volveré a pedir que lo citen; en eso no voy a tener inconvenientes, pero sí antes de preguntar en serio e irresponsablemente, me gustaría tener la documentación solicitada.

SEÑOR MIERES.– Lo usual en una Comisión Investigadora es que, justamente, los directores encargados del organismo objeto de investigación vengan una vez realizado todo el proceso. No obstante, no veo que haya contraindicación de que vengan una primera vez sabiendo que, más adelante, cuando hayamos realizado el proceso de investigación, de análisis de la información y hayamos recibido a algunas personas, que seguramente tendremos que convocar, de diferentes orígenes –incluso, de la empresa–, vamos a tener que convocar al actual y a los anteriores directorios, porque hay asuntos que tienen que ver con gestiones anteriores. Por tanto, me parece que es una buena idea escucharlos en una primera instancia, con el pedido expreso de que ANCAP tramite lo más rápidamente posible la documentación que le corresponde, porque no toda va dirigida a ese Ente, sino también, a otros organismos del Estado o a empresas subsidiarias a ANCAP.

SEÑOR MARTÍNEZ HUELMO.– Me parece muy bien que concurra lo más pronto posible el directorio de ANCAP, sin perjuicio de que pueda seguir viniendo en el futuro.

Hay una necesidad política por parte de esta Bancada: desde la Comisión preinvestigadora hasta el momento se han hecho imputaciones a raíz de los doce puntos que presentó el denunciante, señor Senador Delgado, sobre los que nos hemos expedido los Senadores, pero nunca ha estado en esta pedana el organismo cuestionado. Por lo tanto, me parece que, en principio, para abundar sobre los doce puntos que ya hace más de un mes que han tenido estado parlamentario es muy importante que concurra el directorio de ANCAP.

SEÑOR CARDOSO.– Lo que plantea el señor Presidente parece que hace de oficio, porque nosotros estamos investigando a ANCAP; es más, hasta el directorio podría haber solicitado venir a esta Comisión, y hubiera sido algo lógico que presentara una nota diciendo que el organismo está siendo investigado por una Comisión parlamentaria y que el directorio de ANCAP quiere comparecer. Sería algo totalmente comprensible. De manera que me parece normal y lógico el planteo realizado por el señor Presidente, ya que ellos están en conocimiento de la denuncia –fue suficientemente pública como para saberlo– y creo que podrían venir prontamente, porque la lógica y el sentido común indican que están en conocimiento de la denuncia y saben de lo que estamos hablando hace un mes.

Con respecto al tema del tiempo de que disponemos, quiero decir que el plazo que fijó el Senado para nosotros es exiguo, por lo que deberíamos empezar a trabajar lo antes posible. Nosotros estamos prontos para empezar a analizar el primero y segundo punto –no necesitamos material adicional para ello–, ya que refieren al balance, el que ya fue repartido por el denunciante en la Comisión preinvestigadora y, por lo tanto,  es un documento público; la mayoría de la información respecto al endeudamiento figura en la página web del Banco Central. Nosotros necesitamos información, estamos solicitando documentos –como lo hicieron los otros partidos–, pero en lo relativo a la discusión del endeudamiento, el financiamiento, los mecanismos de endeudamiento de ANCAP, el plan estratégico y la toma de decisiones –que es lo que contiene el sentir más relevante del primero y segundo punto– estamos en condiciones de comenzar cuanto antes. Si se fija que el martes concurra el directorio de ANCAP –porque el viernes no vamos a tener sesión y hoy estamos organizando el trabajo–, ya habrá pasado más de una semana y media y todavía no entramos en el grano. La lista que nosotros hemos repartido refiere a nombres, justamente, para analizar los puntos primero y segundo que, desde nuestro punto de vista, es muy importante para entender la toma de decisiones de carácter presupuestal, de endeudamiento y otros aspectos que hacen al balance de ANCAP. Como se ha dicho, es importante para nosotros saber cómo fue la forma en que se construyó ese endeudamiento, porque eso refiere a las oficinas técnicas del organismo y no solo a una decisión política; es una decisión política luego de que hay una construcción técnica para llegar a esa situación financiera.

Por lo tanto, aceptamos el criterio que propone el Presidente de que se invite al directorio de ANCAP para que dé su primera versión de los hechos. En cuanto a la Comisión, me gustaría avanzar o dejar establecido un criterio para que en las subsiguientes sesiones –el miércoles de la próxima semana– tengamos eventualmente nuevas citaciones. Por supuesto, nosotros hemos ofrecido nombres, pero ello se resolverá en este ámbito.

SEÑOR BORDABERRY.- En estos minutos mientras escuchaba la intervención del señor Senador, empecé a ver qué tema se incluye en cada punto. Digo esto porque vamos a empezar a tratar los puntos primero y segundo y no sé si no está también el punto doce, que es el de ALUR, que tiene repercusiones por año de USD 100:000.000, USD 60:000.00 o 70:000.000 en el patrimonio de ANCAP y las inversiones que se han hecho en ALUR también explican parte de la situación económica. Entonces, obviamente, entiendo que hay prisa, pero me gustaría, por lo menos, saber qué engloba cada tema previamente para ver si estamos de acuerdo. Recién nos acabamos de enterar que hay tres capítulos, no se nos ha dicho que contiene cada uno y ya quieren que larguemos la semana que viene sabiendo qué vamos a preguntar. Entiendo lo que se está planteando, pero me parece que, por lo menos, deberíamos tratar de ponernos de acuerdo. A veces la prisa es buena, pero cuando uno realmente está bien orientado, porque de repente uno corre en el sentido contrario y, en realidad, se está alejando del objetivo. Por lo tanto, antes de ir a eso, me gustaría, si fuera posible, que nos pusiéramos de acuerdo acerca de cuáles son los puntos que están en cada uno de los capítulos, dicho esto con todo respeto hacia el Senador Cardoso. Si nos pusiéramos de acuerdo en eso, quizás en el futuro evitaríamos ir para adelante o para atrás porque hay algo que no está y deberíamos tratarlo después. Además de eso, obviamente, uno estaba esperando que sucediera esto para poner el equipo a trabajar. Si bien nuestro equipo ya ha analizado balances, etcétera, evidentemente no es lo mismo revisarlos para enfrentarse con quienes son los responsables contables y de la parte financiera de la empresa. Así que si nos pudiéramos poner de acuerdo con esto, a mí me ayudaría.

SEÑOR PRESIDENTE.– Creo que sería razonable darnos tiempo hasta el martes para hacer la organización de las denuncias en función de los capítulos acordados. Es claro que hay algunos puntos de la denuncia que van a ir en más de un capítulo. Eso es así y, por lo tanto, creo que hay que asumir eso como un dato de la realidad. Probablemente, vamos a estar rediscutiendo algunos de los puntos en más de uno de los capítulos acordados. Pienso que hoy podemos ponernos de acuerdo en comunicar formalmente a ANCAP acerca de la denuncia presentada en el Parlamento y coordinar la presencia del directorio, si fuera posible el martes, como para ya dar ese paso. Creo que el señor Colla está de viaje, pero luego coordinaremos con él. Ya sea el martes o el miércoles, según cuándo podamos coordinar la venida del directorio de ANCAP, acordaremos la organización de los doce capítulos en función de los temas y, por lo menos, definiremos próximas citaciones en base al análisis del listado proporcionado por el Partido Nacional y, eventualmente, otros que los integrantes de la Comisión puedan proponer.

Hay algunos aspectos que nos parecen importantes. Creo que cuando se involucra a ANCAP, la citación tiene que ir al directorio, porque más allá de que específicamente se pida que asista un determinado gerente, hay que hacerlo a través del directorio. Esto quiere decir que no puede haber citaciones individuales. Me parece que eso es importante tenerlo en cuenta. A su vez, nosotros tenemos otros nombres que nos parece que hay que citar, algunos de los cuales adelantaremos en la próxima reunión.

Pero algo que quizás queda fuera de esta organización metodológica es el período 20002005, y a nosotros nos parece importante citar a Enrique Rubio para tener una primera aproximación de lo que fue la Comisión Investigadora que hubo en esa etapa, a los efectos de incorporar algo que la propia moción establece, más allá de que pongamos probablemente el foco en otro de los temas que están planteados.

SEÑOR CARÁMBULA.– Entonces, damos cuenta formalmente al directorio de ANCAP acerca de la denuncia y de los doce puntos que se van a estudiar; este vendría el martes o miércoles próximo a la Comisión para hacer las coordinaciones necesarias, sabiendo de antemano que el señor Colla está fuera del país, y en la próxima sesión nos dedicaríamos a agrupar los doce temas. Esos serían los pasos inmediatos que daría la Comisión.

Más allá de algunos conceptos que ya se han planteado, adelanto que hoy no estaríamos en condiciones de resolver los convocados porque, entre otras cosas, hay que ver toda la documentación, etcétera. Me parece que la agenda de convocados va a estar en función de cómo avancemos en la respuesta de esto que va por escrito; esto sería lo más razonable. O sea que no es que nos estemos oponiendo a los nombres aquí planteados, sino que sentimos que la Comisión Investigadora va a tener que dar pasos imprescindibles en cuanto a documentación, a todo lo que se ha pedido, a las respuestas del directorio acerca de los doce puntos, para después, con todo eso sobre la mesa, empezar a definir una estrategia acerca de a quiénes invitamos.

SEÑOR CARDOSO.– Con el ánimo de aclarar lo que decimos y de que sea comprendido por todos, quiero decir que entiendo normal la vehiculización de un gerente a través de ANCAP, pero no es ad referéndum del directorio. Nosotros no le avisamos al directorio que queremos invitar a un gerente, sino que invitamos a un gerente y la vía de comunicación puede ser el directorio. Pero no es que el directorio de ANCAP resuelve si el jerarca viene o no. La Comisión lo convoca, es un funcionario público y comparece ante la Comisión. La forma de vehiculizar la invitación me parece lógica, pero debe quedar claro, además, que el gerente no tiene por qué venir con el directorio de ANCAP. Nosotros convocamos a un gerente para discutir con él un asunto que está en la denuncia; por lo menos así lo interpreto yo.

Por supuesto, nos parece perfecto revisar el período 2000–2005. El Senado resolvió que la investigación comenzara en el año 2000, pero ese es un criterio que también tendríamos que clarificar. Hoy el señor Presidente hablaba de temas nuevos, pero, ¿a qué nos referimos con temas nuevos? ¿A los temas que no están en la denuncia? Si yo interpreto bien, el Senado aprobó crear una Comisión Investigadora a partir de una denuncia que tiene doce puntos; nosotros vamos a investigar la denuncia y vamos a hacer un seguimiento de los temas denunciados. ¿Se pueden agregar temas nuevos que no estén entre los doce denunciados o se estudian los doce temas denunciados en un período de quince años? Sería bueno que aclaráramos eso. No tengo problema en que se agreguen temas que no están en la denuncia y que serían nuevos; solo quiero clarificarlo. Nosotros aceptaríamos el criterio de la Bancada del Frente Amplio en el sentido de tratar temas que no están en la denuncia y que refieren al período 2000–2005.

En principio, la interpretación que yo hice –y por eso quiero que se aclare– era que lo que íbamos a analizar eran los doce puntos denunciados en un período de quince años. Por lo tanto, cuando denunciamos un balance no es del año 2005 a 2015, sino que va desde el año 2000 hasta la fecha. Si vamos a agregar temas nuevos como, por ejemplo, invitar a quien integró una Comisión Investigadora –que seguramente traerá temas que no estaban en la denuncia– lo acepto y no tengo problema.  Repito que no tengo problema, pero quiero aclararlo porque eso abriría la posibilidad de investigar otros temas que no están en la denuncia.

SEÑOR MIERES.– Comparto el criterio del señor Presidente en cuanto al procedimiento de citación. Me parece que en todos los casos hay que mantener el criterio jerárquico donde el Presidente se comunica con el Ente correspondiente para anunciar o notificar la invitación –no necesariamente por nota, sino que puede ser algo mucho más rápido para no demorar mucho–, y me parece que las convocatorias se hacen a las personas y no a las personas acompañadas de sus jerarcas, porque en ese caso estaríamos ante una situación que desnaturalizaría el sentido de la comparecencia. La idea es que la persona pueda declarar libre de la presión que podría sentir ante la presencia de un jerarca. En una investigación lo que se busca es que las personas puedan informar con la mayor libertad posible.

Comparto el criterio de que el título de la moción que se votó no es sobre los doce puntos de la denuncia del señor Senador Delgado, sino acerca de la situación de ANCAP desde el punto de vista económico y financiero. Pero es algo genérico y, por lo tanto, se debe admitir que ingresen todos los temas que la Comisión entienda necesarios, según su criterio.

SEÑOR PRESIDENTE.– Voy a hacer algunas precisiones. Antes que nada quiero decir que comparto el criterio de que el tema principal es ANCAP y su situación económico–financiera durante el período en que fue votada la Comisión Investigadora, es decir, entre los años 2000 y 2015.

Con respecto al tema del personal jerárquico de la empresa también hay que ser muy preciso. Nosotros tenemos que citar a las personas que sean relevantes para los cometidos de esta Comisión Investigadora. ANCAP tiene una gran cantidad de gerentes y nosotros vamos a citar a integrantes de la alta gerencia, donde realmente se toman las decisiones y no al personal que ejecuta las decisiones que adopta el directorio o la dirección general de la empresa. Creo que allí tenemos que establecer con precisión y por eso vamos a estudiar el listado. Nos parece que hay que vehiculizarlo a través del directorio. Y si la persona que concurre a esta Comisión viene con un integrante del directorio, desde nuestro punto de vista, no hay ningún inconveniente. Con esto no quiero decir que venga con el directorio en pleno, pero probablemente este tiene una repartición de las unidades de negocio de ANCAP en la que cada uno de los directores hace el seguimiento y, por lo tanto, hay una decisión compartida y una responsabilidad compartida, porque así está organizado el directorio de la empresa. Puede llegar a ser razonable que el director financiero venga con algún integrante del directorio, que es quien tiene el seguimiento de esa área de trabajo dentro de la organización del Ente. Pero, en todo caso, viendo el listado, me parece que podemos clarificarlo.

SEÑOR BORDABERRY.- Estaba revisando las normas de la citación de testigos. Obviamente, nosotros no tenemos la facultad que tiene un juez en el sentido de que si alguien se niega a venir, lo hace concurrir por la fuerza pública. Ese es el primer comentario que quería hacer. Sí tienen derecho a concurrir con su abogado si desean hacerlo, según lo establece el artículo 39 de la Ley Nº  16.698. Es bueno que lo recordemos y recordárselos.

A su vez, me planteaba una duda en cuanto al procedimiento. Para aclararla habría que leer bien el artículo 37 de la ley mencionada. En él se establece: «A los fines establecidos en el artículo 66 de la Constitución, a quienes se atribuya la Comisión de presuntas irregularidades serán notificados en forma personal y tendrán un plazo común de veinte días corridos para producir sus descargos y articular sus defensas». En esta Comisión no se atribuyeron irregularidades presuntamente, pero dejemos claro que estamos cumpliendo con la notificación para que venga ANCAP, que es a quien estamos investigando sin tener en cuenta eso. Lo aclaro para que lo tenga presente.

Con respecto a los testigos, creo que lo mejor es tener un criterio muy amplio, porque tal vez la valoración que hace el Presidente de la necesidad de que comparezca una persona no es la mía, que entiendo no debería comparecer. Pero creo que si el Presidente entiende que debe comparecer, en primera instancia, normalmente, por los principios de la sana crítica y de la garantía, lo mejor es tratar de que todo aquel que cualquier integrante de la Comisión entienda que hay que citar, lo citemos, y no tener cortapisas sobre ello.

Además, pediría que fijáramos expresamente a qué viene el directorio de ANCAP la próxima semana, es decir, determinar qué es lo que viene a responder. No viene a responder preguntas acerca de los capítulos 1, 2 y 3. Digámoslo claramente. Viene a darse por notificado del comienzo de la investigación, a hacer descargos en base al documento que existe. Es decir, digamos sobre qué viene a hablar, y lo planteo porque así nos preparamos nosotros también; creo que eso sería algo bueno. Es lo que en términos procesales se llama la «audiencia de saneamiento».

SEÑOR PRESIDENTE.– Yo no soy abogado y no voy a decir «por suerte», como dijo el señor Senador Agazzi.

Podría contar la expectativa que nosotros tenemos sobre esa instancia con el directorio de ANCAP, y sería que, una vez notificado formalmente de las doce denuncias, hiciera un primer descargo sobre ellas, una primera aproximación a esos doce puntos. No vamos a profundizar, no vamos a meternos en el análisis de la situación económica y financiera de la empresa en esa primera comparecencia pero, por lo menos, pretendemos tener una primera visión de parte del Ente porque, desde nuestro punto de vista, es un elemento a incorporar para el seguimiento de nuestro trabajo en la Comisión. Creo que todos estamos de acuerdo con esto.

No habiendo más asuntos, se levanta la sesión.

(Son las 18:54).

separador

 

Twitter de Pedro