Proyecto de ley por el que se crean Centros Educativos P煤blicos de Gesti贸n Comunitaria

Proyecto de ley por el que se crean Centros Educativos聽P煤blicos de
Educaci贸n P煤blica de Gesti贸n Comunitaria.

 

camara de senadores

Montevideo,聽2 de agosto de 2019.

Se帽ora Presidente
De la C谩mara de Senadores
Luc铆a Topolansky
Presente.-

De mi mayor consideraci贸n:

 

Tengo el agrado de someter a consideraci贸n de la C谩mara de Senadores el siguiente proyecto de ley por el que se crean Centros Educativos P煤blicos de Educaci贸n P煤blica de Gesti贸n Comunitaria.

Sin otro particular, saludo a usted con mi mayor consideraci贸n.

 

Pedro Bordaberry
Senador


 

 

Proyecto de ley por el que se crean Centros Educativos聽P煤blicos de
Educaci贸n P煤blica de Gesti贸n Comunitaria.

 

Art铆culo 1掳 – Decl谩rase de inter茅s nacional la instalaci贸n y desarrollo de centros educativos p煤blicos de gesti贸n comunitaria que impartan educaci贸n inicial primaria y que brinden servicio de alimentaci贸n en zonas de contexto desfavorables.

 

Art铆culo 2掳 – El Ministerio de Desarrollo Social en coordinaci贸n con el Instituto Nacional de Estad铆stica y el Ministerio de Educaci贸n y Cultura, determinar谩 las zonas que se considerar谩n de contexto desfavorable, en el plazo de 180 d铆as desde la aprobaci贸n de esta ley.

 

Art铆culo 3掳 – A los efectos de la presente ley se entiende por centro educativo p煤blico de gesti贸n comunitaria todo emprendimiento gestionado por personas f铆sicas o jur铆dicas de derecho privado, habilitado por la Administraci贸n Nacional de Educaci贸n P煤blica, que imparta educaci贸n inicial primaria de tiempo completo (como m铆nimo 8 horas diarias) y que brinde un servicio de alimentaci贸n, en las zonas que al efecto se determinen conforme con lo dispuesto en el art铆culo anterior.

 

Art铆culo 4掳 – Los centros educativos p煤blicos de gesti贸n comunitaria amparados por la presente ley podr谩n obtener financiamiento p煤blico a trav茅s de los recursos que se prev茅n en el art铆culo 8掳 y聽 que se destinar谩n a los beneficiarios de la Tarjeta Uruguay Social con hijos menores de edad a su cargo, que se encuentren en condiciones de asistir a la educaci贸n inicial y primaria y que hayan manifestado expresamente su voluntad de que los mismos concurran a dichos establecimientos educativos, en funci贸n de lo dispuesto en el art铆culo 7潞.

 

Art铆culo 5掳 – Los centros educativos p煤blicos de gesti贸n comunitaria para obtener los beneficios referidos deber谩n contar, previamente, con la habilitaci贸n de la Administraci贸n Nacional de Educaci贸n P煤blica en el marco de lo establecido en la Ley N掳 18.437 de 12 de diciembre de 2008.

 

Art铆culo 6掳 – Son potenciales beneficiarios del Financiamiento Educativo todos los menores de edad que integren un n煤cleo familiar que posea la Tarjeta Uruguay Social y que est茅n en condiciones de asistir a cursos de educaci贸n primaria.

 

Art铆culo 7掳 – Para acceder a la prestaci贸n, los interesados deber谩n inscribirse en el Registro que a tal efecto llevar谩 el Ministerio de Desarrollo Social. En caso que el n煤mero de interesados supere la cantidad de prestaciones que se pueden financiar con los cr茅ditos reasignados por esta norma o el n煤mero de plazas disponibles en los centros educativos, se estar谩 a los criterios de selecci贸n establecidos en la reglamentaci贸n respectiva.

 

Art铆culo 8掳 – Fijase la prestaci贸n econ贸mica por Financiamiento Educativo por alumno que asista a un centro educativo p煤blico de gesti贸n privada en la suma de $ 12.500 (doce mil quinientos pesos uruguayos) mensuales durante doce meses por cada a帽o lectivo, valor que se reajustar谩 considerando los ajustes del Grupo 16 芦servicios de ense帽anza禄 Subgrupo 02 芦ense帽anza preescolar, primaria, secundaria y superior鈥.聽

 

Art铆culo 9掳 – El cr茅dito mensual por el monto referido en el art铆culo 8潞 ser谩 acreditado en las respectivas tarjetas y ser谩 de uso exclusivo para solventar los costos en que se incurra por la asistencia de 茅l o de los menores al centro educativo p煤blico de gesti贸n privada elegido.

Este beneficio ser谩 acumulable al resto de los beneficios otorgados a los dem谩s tenedores de la Tarjeta Uruguay Social.

 

El Financiamiento Educativo que aqu铆 se establece ser谩 previsto en la pr贸xima instancia presupuestal.

 

Art铆culo 10掳 – El Poder Ejecutivo, dentro de los 30 d铆as posteriores a la fecha de promulgaci贸n de esta ley, dictar谩 el reglamento correspondiente, estableciendo entre otros aspectos:

  1. Los criterios de selecci贸n para acceder al Financiamiento Educativo;
  2. Las condiciones para mantener el beneficio durante el a帽o lectivo y en a帽os posteriores;
  3. Las causales de p茅rdida temporal o definitiva del beneficio;
  4. El Registro de los centros educativos p煤blicos de gesti贸n privada que ofrecen programas para los beneficiarios de esta ley.

 

Art铆culo 11掳 – El Ministerio de Desarrollo Social en coordinaci贸n con el Ministerio de Educaci贸n y Cultura, adoptar谩 las medidas conducentes y necesarias para el cumplimiento de lo dispuesto en el art铆culo precedente.

 

Montevideo, 2 de agosto de 2019.

Pedro Bordaberry
Senador


 

Exposici贸n de Motivos

 

Existe consenso en considerar que la educaci贸n es, en la actualidad, uno de los grandes desaf铆os que enfrenta el Uruguay. Ello es reconocido por todos los partidos pol铆ticos en la instancia de presentar sus propuestas para la educaci贸n.

 

Los indicadores corroboran la situaci贸n referida, a帽o a a帽o y en forma ascendente, miles de ni帽os fracasan, sea porque no logran promover o porque se desvinculan del sistema educativo. Como si esto fuera poco, se constatan altos grados de inequidad interna existiendo importantes diferencias cuando se tiene en cuenta la procedencia del alumnado y los resultados que se obtienen.

 

De la informaci贸n oficial se desprende que tanto en porcentaje de repetici贸n, abandono intermitente y asistencia insuficiente las escuelas ubicadas en zonas de contexto cr铆tico obtienen peores resultados que las dem谩s.

 

La debilidad del entramado social en zonas de contexto cr铆tico dificulta y mucho los aprendizajes.

 

De ah铆 la necesidad de una atenci贸n personalizada y pol铆tica de inclusi贸n que involucre a la familia de los alumnos.

 

Ello complementando los esfuerzos p煤blicos y privados en proyectos como el presente para, sobre todo, proteger a la poblaci贸n m谩s des protegida.

 

Si bien se han obtenido mejoras en algunos a帽os la diferencia sigue siendo enorme entre escuelas de contexto cr铆tico y otras.

 

Son generaciones de ni帽os que no tienen las mismas oportunidades.

 

Las debilidades que hemos se帽alado, no pueden atribuirse directamente a la educaci贸n primaria, ya que sin dudas existe un entramado de situaciones y circunstancias, que contribuyen a que existan severas diferencias seg煤n el contexto social.

 

Un informe de INEED conocido la semana pasada se帽ala que la inequidad implica que los logros de los estudiantes var铆an seg煤n el origen socio econ贸mico y cultural.聽聽聽聽聽聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽

En este sentido, cabe destacar que los procesos de crecimiento no son lineales, por lo que se generan barreras culturales y sociales que requieren de estrategias espec铆ficas y focalizadas para superarlas.聽

 

La heterogeneidad en los resultados de acuerdo al origen social del alumnado, muestra que muchos centros docentes no logran disociar esas disparidades, al momento de trasmitir las competencias b谩sicas a sus alumnos, siendo un claro reflejo de la incapacidad para reducir las desigualdades en los logros educativos.聽

 

Pero hay otras variables que inciden negativamente en los aprendizajes.

 

La p茅rdida de d铆as y horas de clase por cuestiones diversas tambi茅n incide. La permanencia de los ni帽os y j贸venes en los centros educativos es un elemento de vital importancia, en particular en sectores vulnerables.聽

 

En definitiva es bueno considerar la generaci贸n de estrategias como ser: la extensi贸n del tiempo pedag贸gico (M谩s horas y d铆as de clase); la independencia de gesti贸n de los centros educativos, con la supervisi贸n adecuada, permitiendo la iniciativa de los equipos de direcci贸n; el foco en los alumnos con dificultades, apoyando su escolaridad a trav茅s de atenci贸n personalizada y de efectivas pol铆ticas de inclusi贸n; la evaluaci贸n, como parte fundamental de su gesti贸n; la cercan铆a de quienes son principales interesados en una buena educaci贸n para sus hijos: es decir las familias de los alumnos.

 

Concomitantemente con muchos esfuerzos que se est谩n haciendo por algunos centros educativos p煤blicos existe, en la 贸rbita privada y desde el a帽o 2002, establecimientos de que funcionan en zonas de contexto cr铆tico como la Cuenca del Casavalle, una de las zonas m谩s pobres de Montevideo. Los mismos, reconocidos por diversos actores nacionales e internacionales, est谩n llevando adelante una acci贸n que debe considerarse en lo pertinente.聽

 

El caso de estos centros educativos, son un ejemplo que se podr铆a seguir en el marco de una colaboraci贸n entre el sector p煤blico y la sociedad civil organizada, potenciando a la comunidad en la obtenci贸n de herramientas que atiendan las necesidades de los ni帽os y j贸venes que la integran.聽

 

Un estudio de Ana In茅s Balsa y Alejandro Cid sobre el impacto de estos centros concluye sobre lo positivo de su acci贸n. (鈥 A. Randomized Impact Evaluation of a Tuition 鈥 Free Private School Targeting Low Income Students in Uruguay, Mayo, 2016).

 

Este tipo de proyectos de management comunitario est谩 siendo implementado en pa铆ses como Chile, Nueva Zelanda, Suecia, Espa帽a, Holanda, Colombia y Estados Unidos.

 

Ya existe evidencia cualitativa y cuantitativa en muchos de estos pa铆ses seg煤n el estudio realizado.

 

Los resultados en las experiencias en la educaci贸n media en el Uruguay (Jubilar, Impulso) han sido muy buenas.

 

Es necesario evolucionar en la perspectiva de una mayor y mejor complementariedad entre estos sectores (p煤blico y comunitario), dejando la perversa l贸gica de que por un lado est谩n los buenos y por el otro los malos.聽

 

Existen probadas razones para transitar por esa senda ya que hay antecedentes a nivel nacional que auguran 茅xito en dicho proceder.聽

 

En tal sentido, el Plan de los Centros de Atenci贸n a la Infancia y a la Familia (CAIF) es una demostraci贸n del aporte que puede significar, para una determinada porci贸n de la sociedad en situaci贸n de vulnerabilidad, la colaboraci贸n del Estado con diversas entidades u organizaciones sociales para brindar un servicio p煤blico necesario en forma eficiente. Este Plan, instaurado en 1988, constituye una pol铆tica p煤blica intersectorial de alianza entre el Estado, Organizaciones de la Sociedad Civil e Intendencias Municipales, con el prop贸sito de garantizar la protecci贸n y promover los derechos de los ni帽os desde su concepci贸n hasta los 3 a帽os, priorizando el acceso de aquellos que provienen de familias en situaci贸n de pobreza y/o vulnerabilidad social.

 

Los centros CAIF implementan una propuesta de atenci贸n efectiva y de calidad, que apunta a la integralidad, a la interinstitucionalidad y a la interdisciplina, con una metodolog铆a coherente con los resultados de las investigaciones en relaci贸n a la Primera Infancia.

 

A su vez, cabe mencionar el Programa de Aulas Comunitarias (PAC), instalado a partir de 2006, modelo de intervenci贸n educativa dirigido a adolescentes que se desvincularon de la educaci贸n formal. Las aulas son gestionadas directamente por Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), especializadas en el trabajo con adolescentes y seleccionadas mediante concurso p煤blico. La ense帽anza de las asignaturas del ciclo b谩sico est谩 a cargo de docentes de Educaci贸n Secundaria, quienes trabajan cotidianamente con los referentes t茅cnicos de las OSC contratados.

 

Puede tambi茅n mencionarse el programa que se desarrolla en el Consejo de Educaci贸n T茅cnico Profesional (UTU) de Formaci贸n Profesional B谩sica, a trav茅s del cual se asignan docentes y otros recursos para el desarrollo del primer ciclo de educaci贸n media en entidades sociales y con la colaboraci贸n de la comunidad.

 

Estos son ejemplos de pol铆ticas p煤blicas a trav茅s de las cuales se destinan recursos p煤blicos para atender necesidades de sectores en situaci贸n de vulnerabilidad, los que 鈥 de una u otra forma 鈥 son administrados por actores de la sociedad civil organizada. Los resultados, particularmente en el caso de los CAIF, est谩n a la vista por lo que es imperioso propugnar formas similares a fin de atender la situaci贸n de la educaci贸n media en el pa铆s.聽

 

Para ello se deben alentar acciones para que organizaciones de la sociedad civil puedan participar mayormente, con emprendimientos educativos espec铆ficos, en la atenci贸n a los miles de ni帽os en edad de asistir a la educaci贸n primaria.聽

 

La consolidaci贸n de emprendimientos p煤blicos de gesti贸n comunitaria que impartan educaci贸n primaria en zonas de contexto cr铆tico, conjuntamente con el accionar de centros educativos p煤blicos, generar谩 nuevos espacios para la atenci贸n de ni帽os en estas zonas, recibiendo, quienes lleven adelante los mismos, una contraprestaci贸n proveniente del erario p煤blico.

 

Para ello, se ha pensado en la utilizaci贸n de las tarjetas que se otorgan a las familias de bajos recursos, por parte del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), incorporando en ellas, partidas destinadas a solventar los aprendizajes y alimentaci贸n de los j贸venes en edad de asistir a un centro educativo que imparta, en r茅gimen de tiempo completo, educaci贸n media.

 

A trav茅s de este proyecto de ley se genera una nueva alternativa, cierta y efectiva, para que en forma complementaria con la educaci贸n p煤blica puedan atenderse las realidades existentes en poblaciones de determinados contextos, financiando la misma con la reasignaci贸n de cr茅ditos del MIDES.

 

Finalmente, corresponde mencionar que se ha establecido un monto mensual inicial equivalente a $ 12.500 pesos uruguayos los que reajustar谩n considerando los ajustes del Grupo 16 芦servicios de ense帽anza禄 Subgrupo 02 芦ense帽anza preescolar, primaria, secundaria y superior鈥. La suma referida se estim贸 tomando en cuenta lo informado por los centros que hoy funcionan en relaci贸n con el costo anual por alumno correspondiente a este nivel educativo y lo conocido e informado respecto de uno de los centros educativos privados mencionado con anterioridad, agregando un estimativo por los gastos de alimentaci贸n.聽

 

En definitiva, como manifiesta el INEED en el informe ya citado 鈥淓n la rep煤blica del todos son iguales detr谩s de la t煤nica blanca el contexto del centro educativo gravita en el desempe帽o de los estudiantes鈥.

 

Este proyecto de ley busca que ello no sea as铆.

 

Cincuenta centros p煤blicos de educaci贸n primaria en zonas de contexto desfavorable ser铆an un soplo de esperanza para quienes por el lugar que han nacido tienen menos posibilidades de formarse y recibir educaci贸n.

 

聽Montevideo, 2 de agosto de 2019.

Pedro Bordaberry
Senador


 

Twitter de Pedro