Llamadas telef贸nicas residuales a los servicios de emergencia

camara de senadores

Montevideo, 17 de marzo de 2015.

Se帽or
Presidente de la C谩mara de Senadores,
Ra煤l Sendic
Presente

De mi mayor consideraci贸n
Tengo el agrado de someter a consideraci贸n de la C谩mara de Senadores el siguiente proyecto de ley sobre las llamadas telef贸nicas residuales a los servicios de emergencia.
Sin otro particular, saludo a usted con mi mayor consideraci贸n.

Pedro Bordaberry
Senador

separador

Proyecto de ley sobre las llamadas telef贸nicas residuales a los servicios de emergencia.

Proyecto de ley

Art铆culo 1潞.- (Llamadas maliciosas, falsas, jocosas o similares a los servicios de emergencias). El que realice llamadas maliciosas, falsas, jocosas o similares a los servicios de emergencias, mediante el uso de telefon铆a, fija o m贸vil ser谩 sancionado por la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicaci贸n (Ursec) con una multa de hasta 200 UR (doscientas unidades reajustables) y la suspensi贸n del servicio telef贸nico por un t茅rmino de hasta noventa d铆as e inhibici贸n de contratar nuevos servicios telef贸nicos por el mismo lapso.

Art铆culo 2潞.- (Comunicaci贸n). La Ursec comunicar谩 la suspensi贸n a las empresas prestatarias de servicios telef贸nicos, en los casos en los que la llamada provenga de una l铆nea fija o de una l铆nea m贸vil, cuando su titular sea una persona f铆sica.
Cuando la llamada provenga de una l铆nea fija o de una l铆nea m贸vil y su titular sea una entidad, instituci贸n o empresa, p煤blica o privada, la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicaci贸n (Ursec) resolver谩 respecto de la suspensi贸n del servicio e inhibici贸n de contratar nuevos servicios telef贸nicos con comunicaci贸n a las empresas prestatarias de servicios telef贸nicos, siguiendo las reglas de la sana cr铆tica y de acuerdo al bienestar general.
La multa se aplicar谩 al titular de la l铆nea telef贸nica.

Art铆culo 3潞.- (Reincidencia). En caso de reincidencia la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicaci贸n (Ursec), sin perjuicio de la imposici贸n de la multa establecida, podr谩 ordenar la suspensi贸n del servicio telef贸nico e inhibici贸n de contratar nuevos servicios telef贸nicos hasta por dos a帽os, con comunicaci贸n a las empresas prestatarias de servicios telef贸nicos.

Art铆culo 4潞.- (Destino). El producido de las multas a que refiere esta norma se destinar谩 a inversiones para mejora del servicio de emergencia 911.

Art铆culo 5潞.- (Concientizaci贸n).El Poder Ejecutivo implementar谩 campa帽as de concientizaci贸n de uso racional de los servicios de Emergencias 911; Ambulancias 105; Bomberos 104; y similares, en todo el territorio nacional, con el objetivo de disminuir los llamados, falsos, maliciosos o jocosos a las centrales de operaci贸n de cada uno de los servicios.

Montevideo, 17 de marzo de 2015.

Pedro Bordaberry
Senador

separador

Exposici贸n de motivos

La inseguridad es uno de los grandes flagelos cotidianos que padece la ciudadan铆a. En ese contexto, el servicio de emergencia policial 911 se ha transformado en uno de los sostenes de la seguridad p煤blica ya que permite una respuesta inmediata de las unidades m贸viles de la Polic铆a Nacional desplegadas en todo el pa铆s. Sin embargo, sigue siendo alto el n煤mero de llamadas residuales y en particular las que se discriminan como bromas o insultos y falsas llamadas.

Tan solo durante el mes de diciembre de 2014, el 76% de las llamadas hechas al 911 fueron residuales, seg煤n inform贸 el Ministerio del Interior (diario El Pa铆s del 13/1/2015).

La prensa escrita da cuenta que el servicio 911 recibi贸 385.000 llamadas en diciembre de 2014. De estas, 221.560 fueron residuales, entre ellas 12.276 fueron bromas y/o insultos. Lo que implica que, por d铆a, la Polic铆a recibe 396 llamadas al 911 que quieren ser chistosas. Adem谩s, tambi茅n se registraron 31.000 llamadas que cortaron antes de ingresar al sistema, y otras 70.000 de otros que lo hicieron antes de que los atendiera la telefonista (diario El Pa铆s del 13/1/2015).

Esta situaci贸n no es nueva, ya en enero de 2013, tambi茅n se informaba por parte del Ministerio del Interior, que el 85% de las llamadas que se reciben en el servicio 911 son residuales, y que solo el 15% son realmente emergencias.

El gran flujo de llamadas residuales (bromas, insultos, una gama bastante amplia de llamadas ins贸litas, que para nada son una emergencia) hace que se saturen las l铆neas, y muchas veces las personas no puedan comunicarse para pedir ayuda.

Esta situaci贸n conspira contra la efectividad del Sistema de Emergencias Policial en casos en que realmente lo ameriten, ya que el 911 fue creado para la atenci贸n urgente de necesidad que pueda comprometer la vida, la libertad, la seguridad e integridad de las personas, sus bienes y que exija objetivamente un auxilio inmediato de la Polic铆a, Bomberos o ambulancias.

Las emergencias son sucesos inesperados que pueden causar da帽o a las personas y a la propiedad. Una emergencia le puede suceder a cualquiera y en cualquier momento. En general se comprenden como emergencias: Reportar un delito en curso; Emergencias graves que amenazan la vida o la integridad f铆sica; Reportar actividades sospechosas, tales como gritos, llamados de socorro o disparos de armas de fuego; Reportar un incendio o un siniestro grave; Llamar una ambulancia y recibir ayuda m茅dica de urgencia; etc.

Numerosos art铆culos y notas de prensa dan cuenta de esta grave problem谩tica de llamadas residuales (irresponsables o maliciosas). A modo ilustrativo se pueden consultar las siguientes:

Parece incre铆ble que haya personas que se dediquen a jugar con los servicios de emergencia. Hay que ser una persona indiferente a aquellos que est谩n atravesando por una situaci贸n l铆mite y que piden ayuda, como si a ellos o sus parientes nunca pudiesen atravesar por una circunstancia similar. Si estos inadaptados reciben una sanci贸n econ贸mica severa y se les inhabilita por un tiempo considerable la l铆nea telef贸nica, es posible que no vuelvan a reincidir y tampoco haya quienes se animen a imitarlos. La sociedad debe tomar conciencia de que el objetivo de estos servicios es salvar vidas.

Actualmente en nuestro pa铆s a diferencia de casi el resto del mundo, no hay una ley que regule el uso irresponsable del Sistema 911, penalizando o multando a quien haga llamadas falsas, bromas, o agreda verbalmente a los telefonistas.
Como antecedentes hay varios pa铆ses que han legislado en esta materia.

Por ejemplo en la Argentina rige una la ley contra bromistas que llamen al 911 que ordena hasta 60 d铆as de c谩rcel y contempla multas y suspensi贸n de la l铆nea telef贸nica, para los que utilicen el servicio telef贸nico de emergencia con falsas denuncias o molestar a los operadores.

En Ecuador, a las llamadas malintencionadas al 911 se aplican sanciones inmediatas: cuando se reporta m谩s de tres llamadas falsas al 911 se suspende 30 d铆as la l铆nea telef贸nica; cuando hay reincidencia se inhabilita por un a帽o el servicio y si vuelve a ocurrir se elimina la l铆nea telef贸nica de forma definitiva y adem谩s de sancionar penalmente a los que cometan esta infracci贸n. Y en M茅xico se aplican fuertes sanciones econ贸micas.

En los Estados Unidos, el uso indebido del tel茅fono de emergencias se considera un delito y se sanciona con penas de prisi贸n.

Incluso se implement贸 como l铆nea telef贸nica paralela al n煤mero de emergencia 911, un n煤mero de NO emergencia 311 o 611, para reportar situaciones que no son de urgencia; pedir informaci贸n; hablar con la polic铆a sobre determinado asunto que no es urgente; o como forma de realizar otro tipo de consultas por parte de la ciudadan铆a.
Una central de emergencias 911 es de suma utilidad para la atenci贸n de las denuncias por delitos, siniestros, accidentes o por situaciones irregulares efectuadas por los vecinos. Sin embargo, algunas personas realizan un uso incorrecto del mismo, efectuando llamadas sin causas fundadas, jocosas, amenazantes o injuriosas. Estas situaciones como se describi贸, atentan contra la eficacia del servicio brindado, por cuanto la saturaci贸n de llamadas que no implican una urgencia y, en algunos casos, generan la disposici贸n de recursos, provoca un gasto injustificado e impiden la atenci贸n de necesidades reales de auxilio hacia la poblaci贸n. Impedir que irresponsables hagan perder el tiempo a polic铆as, bomberos o ambulancias con bromas o falsas emergencias, adem谩s de interferir la normal comunicaci贸n con el 911, es el fundamento de este Proyecto de Ley que dispone penalidades y multas a quienes realicen esas llamadas infundadas.

Montevideo, 17 de marzo de 2015.

Pedro Bordaberry
Senador

separador

 

Twitter de Pedro