Juegos de azar ilegales

camara de senadores

Montevideo, 17 de marzo, de 2015.

Se帽or
Presidente de la C谩mara de Senadores,
Ra煤l Sendic
Presente

De mi mayor consideraci贸n
Tengo el agrado de someter a consideraci贸n de la C谩mara de Senadores el siguiente proyecto de ley sobre juegos de azar ilegales.
Sin otro particular, saludo a usted con mi mayor consideraci贸n.

Pedro Bordaberry
Senador

separador

Proyecto de ley sobre juegos de azar ilegales.

Proyecto de ley

Art铆culo 1潞.- Juego de azar ilegal. El que sin habilitaci贸n, autorizaci贸n legal o incumpliendo alguna condici贸n de dicha autorizaci贸n, explotare juegos de azar, cualquiera fuera la magnitud del lucro inherente a esa actividad, ser谩 sancionado con una multa de 100 UR o en su defecto trabajos comunitarios. La Direcci贸n General de Casinos del Estado ser谩 la autoridad administrativa competente a todos los efectos de esta ley. Se considera juego de azar todo tipo o actividad de car谩cter l煤dico que se realice a trav茅s de operaciones manuales, o procedimiento mec谩nico, electromec谩nico, electr贸nico inform谩tico u otro medio que habilite a realzar apuestas de cualquier cuant铆a y cuyo resultado de p茅rdida o ganancia dependa totalmente o casi totalmente de la suerte, no incidiendo en forma preponderante la destreza o habilidad del apostador para dilucidar los eventos comprendidos en el juego, no consider谩ndose a ning煤n efecto el valor de la apuesta o la naturaleza o cuant铆a del eventual premio o beneficio que se ofreciera al apostador.

Art铆culo 2潞.- Circunstancias agravantes. La multa ser谩 de 150 UR. cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

1) Cuando la explotaci贸n se realizare a trav茅s de terceros, o utilizando alguna forma asociativa o societaria.
2) Cuando se financiare alguna o todas las actividades vinculadas a la referida ilegalidad.
3) Cuando la conducta ilegal se refiriere a m谩s de diez unidades de juegos instaladas en uno o vario locales.
4) Cuando la conducta se financiare a distancia a trav茅s del ofrecimiento o recepci贸n de apuesta, sean 茅stas, provenientes del territorio nacional o de origen extranjero.
5) Cuando la conducta ilegal se realizare clandestinamente.
6) Cuando la conducta ilegal fuere la actividad principal del autor.
7) Cuando el sujeto activo se valiere o se sirviere de menores de edad o incapaces en cualquiera de las actividades vinculadas a la referido ilegalidad.
8) Cuando se constatare la participaci贸n de menores de edad o incapaces como apostadores.
9) Cuando el que incurriere en la ilegalidad prevista en esta ley, fuere funcionario p煤blico.

Art铆culo 3潞.- Medidas sustitutivas a la multa. La autoridad competente administrativa podr谩 conmutar la multa prevista por esta ley a la persona que alegare y acreditare encontrarse con impedimento material de hacer efectiva la misma, por trabajos comunitarios en lugares p煤blicos, as铆 como, escuelas, liceos, plazas p煤blicas, o similares, cuya estimaci贸n queda reservada a la reglamentaci贸n.

Art铆culo 4潞.- Clausura de establecimiento comercial. Cuando la autoridad administrativa competente, constatare fehacientemente en v铆a administrativa la explotaci贸n ilegal de juegos de azar, se la facultar谩 para promover ante los 贸rganos jurisdiccionales competentes, la clausura definitiva de los establecimientos comerciales en donde se hayan desarrollado esas actividades.

Art铆culo 5潞.- Incautaci贸n preventiva. La Direcci贸n General de Casinos del Estado como autoridad administrativa competente a los efectos de esta ley y organismo supervisor y especializado en la materia, queda facultada y crear谩 un cuerpo inspectivos para efectuar la incautaci贸n preventiva de todos los bienes, productos o instrumentos utilizados para el despliegue de la actividad que este organismo considere comprendida fuera de los m谩rgenes de licitud establecidos por la presente ley as铆 como el producto monetario provenientes de la explotaci贸n ilegal. Asimismo podr谩 decretar administrativamente y en forma simult谩nea el cierre temporal del establecimiento en infracci贸n.

Art铆culo 6潞.- Decomiso preceptivo. En todos los casos en que se configuren las circunstancias prevista en esta ley, ser谩n decomisados todos los bienes, productos o instrumentos utilizados para dicha la comisi贸n de la actividad il铆cita o provenientes de la misma. El dinero que se obtuviera ser谩 destinado, por partes iguales a proventos del Poder Judicial, del INAU y del Instituto Nacional de Rehabilitaci贸n. Los bienes muebles afectados al juego ilegal, como las mesas de juego, maquinas de azar, efectos, instrumentos, hardware o software que se emplearen al efecto, ser谩n entregados a la Direcci贸n General de Casinos; y los veh铆culos eventualmente que se decomisaren, ser谩n destinados al Instituto Nacional de Rehabilitaci贸n, mientras que cualquier otro bienes o productos que fueren decomisados ser谩n destinados al INAU.

Art铆culo 7潞.- Registro de infractores. Crease en el 谩mbito de la Direcci贸n General de Casinos, el Registro de Establecimientos Infractores del R茅gimen de Juegos de Azar, en el que se inscribir谩n los datos de las personas infractoras por las ilicitud cometida o sancionadas conforme a la previsi贸n del Art.1 de la presente Ley y de los establecimientos en los que se consumaren todas o alguna de las hip贸tesis comprendidas en la misma.

Montevideo, 17 de marzo de 2015.

Pedro Bordaberry
Senador

separador

EXPOSICION DE MOTIVOS

Este proyecto tiene como antecedente, el presentado en la anterior legislatura por la representante por Montevideo, Alma Mallo, el 15 de diciembre del 2010.
Asimismo existe como otro antecedente el proyecto de ley remitido por el Poder Ejecutivo de fecha 20 de marzo de 2014, en el anterior per铆odo de gobierno, y por el cual se prev茅 penar con tres meses de prisi贸n a tres a帽os de penitenciar铆a para quienes contravengan normas y reglamentos al 鈥渆xplotar鈥 o 鈥渇acilitar鈥 juegos de azar en lugares p煤blicos o de acceso al p煤blico.
http://archivo.presidencia.gub.uy/sci/proyectos/2014/03/mef_1485.pdf
http://www.elobservador.com.uy/noticia/274688/gobierno-quiere-penar-con-prision-a-quien-opere-tragamonedas-ilegales/

La preocupaci贸n, se origina en el significativo incremento del juego ilegal y/o no regulada de las llamadas maquinitas tragamonedas o “slots” tipo casino para apuestas, que est谩n extendiendo en locales de todo tipo, en nuestro pa铆s y principalmente en la ciudad de Montevideo.
Como da cuenta la prensa escrita, los relevamientos han dejado al descubierto, salas de juegos clandestinas de m谩quinas tragamonedas, video juegos y ruletas, en quioscos, salones, almacenes, bares, clubes y sociales deportivos, terminales de 贸mnibus y hasta en una pescader铆a.

S贸lo en Montevideo se calcula que hay m谩s de 1.500. Estas m谩quinas clandestinas proliferan por el centro de la capital. Pero la situaci贸n se repite en todo el departamento de Montevideo y tambi茅n en el resto del pa铆s.
Estas denominadas 鈥淢aquinitas tragamonedas鈥, 鈥淭ragaperras鈥 o 鈥淪lots鈥 o similares, son juegos de azar, donde se efect煤an apuestas por dinero o por premios y representan consecuentemente una actividad irregular, que adem谩s es claramente ilegal.

Simult谩neamente los locales donde se encuentran instaladas m谩quinas tragamonedas, est谩n en infracci贸n de las normas nacionales y tambi茅n municipales ya que no se cuenta con habilitaci贸n para desarrollar este tipo de juegos con apuesta en dinero y violenta tambi茅n las disposiciones que regulan los juegos de azar.
En Uruguay, el monopolio del juego lo ostenta el Estado. El funcionamiento de estas tragamonedas, son ilegales. Esa actividad est谩 reglamentada a trav茅s de la Direcci贸n Nacional de Casinos. El juego por dinero, apuestas o la denominada “timba” en un bar, por ejemplo, es considerado como una falta por la normativa vigente. En tal sentido rige y es aplicable lo dispuesto por el C贸digo Penal, Art铆culo 361 Nal. 9潞 que considera una falta el tener o facilitar juegos de azar en lugares p煤blicos o accesibles al p煤blico y el Art铆culo 362 que sanciona tambi茅n como falta el participar en juegos de este tipo. Mientras que el Art铆culo 362, da una definici贸n precisa de 鈥渏uego de azar鈥.

El tema no es menor y es muy preocupante por varios aspectos que se consignar谩n.
Por un lado, y como se se帽al贸, no puede funcionar ning煤n establecimiento sin la autorizaci贸n o habilitaci贸n previa, y en estos casos los locales lugares p煤blicos o de acceso al p煤blico (almacenes, bares, quioscos, salones, clubes y sociales deportivos, terminales de 贸mnibus, pescader铆a, etc.) resulta de sentido com煤n por su giro comercial o social, que no son 鈥渓ocales destinados a entretenimientos electr贸nicos鈥 que tienen su propia reglamentaci贸n.
Y para el caso de que estuviesen habilitados inclusive para el rubro 鈥渆ntretenimientos electr贸nicos鈥 igualmente no est谩 permitido efectuar apuestas o dar premios en dinero o instalar maquinitas de azar.

Simult谩neamente la situaci贸n descripta de juego ilegal, a trav茅s de 鈥渟lots tragamonedas鈥 importa una competencia desleal en detrimento de la recaudaci贸n leg铆tima, del Estado y de los Casinos legalmente habilitados, y con ello tambi茅n un perjuicio a los ciudadanos contribuyentes, ya que la menor recaudaci贸n de esas salas de juego legales (ingresos genuinos de la administraci贸n) implicar谩 seguramente mayor carga tributaria para la ciudadan铆a.

Los comerciantes y quienes instalan estas maquinitas, ganan su dinero en un contexto irregular. Esta situaci贸n adem谩s, genera un enga帽o al apostador que cree que todo es oficial. Sin embargo, estas m谩quinas no pagan tributos al Municipio ni al Estado, sumado a que tambi茅n la probabilidad de aciertos es muy baja.
Es una actividad irregular donde hay empresarios que “lucran”, pero que “no tributan” al Municipio ni al Estado uruguayo. Los “slots” son una competencia desleal que provoca seguramente significativas p茅rdidas (al recauda menos) a las salas de juegos legalmente establecidas .

Adem谩s se han detectado varios menores jugando en m谩quinas tragamonedas. Tambi茅n es cierto que algunos de los cientos de ni帽os que lo hacen, ganar谩n alg煤n dinero, pero adem谩s, seguramente podr谩n ganarse una adicci贸n que les pesar谩 por el resto de sus vidas.
Por tratarse este hecho de una falta y no un delito, seg煤n las normas vigentes en este momento, el propietario de una de estas m谩quinas incurre en una falta, paga la multa y luego retira el equipo incautado, y sigue violando la ley.

Por otra parte cabe consignar que corresponde tener presente que uno de los cometidos asignados a la Direcci贸n General de Casinos del Estado, dependiente del Ministerio de Econom铆a y Finanzas, es el control supervisi贸n y detecci贸n de explotaci贸n de todo juego que sea de azar en forma il铆cita.

El proyecto pues consiste, en esencia, en proporcionar a la Direcci贸n General de Casinos, las herramientas id贸neas para el cumplimiento de los cometidos enunciados.

Dicha actividad se ha visto dificultada en distintas ocasiones, como consecuencia de los escasos instrumentos jur铆dicos previstos en nuestro ordenamiento jur铆dico para combatir la escasa punibilidad del juego clandestino, el flagelo que constituye el juego il铆cito.

En efecto, y como se se帽al贸, en el r茅gimen actual se encuentra tipificado meramente como una falta (art铆culo 361 del C贸digo Penal) y no como una figura delictiva especifica.

En los 煤ltimos tiempos esta problem谩tica ha incrementado su trascendencia dado que se est谩 ante un proceso de proliferaci贸n de m谩quinas ap贸crifas tragamonedas diseminadas en toda la republica, en distintos comercios, bares, cantina, caf茅s, e incluso en clubes sociales deportivos.

La realidad expuesta genera serios perjuicios sociales, los cuales se pueden resumir en los siguientes: en primer t茅rmino, la preocupante participaci贸n de menores y padres de hogares de bajos recursos en el universo apostador, en virtud de que la oferta marginal de apuestas, se destina a los sectores econ贸micamente m谩s vulnerables de la sociedad.

En segundo lugar tambi茅n se advierten perjuicios en cuanto a la calidad y transparencia del servicio prestado, en virtud de que dichas explotaciones se despliegan con total ausencia de garant铆as y controles en lo que refiere al monto abonado y a la eventual adulteraci贸n del resultado del juego.
Y finalmente un perjuicio para los ingresos estatales que no es menor, si se tiene en cuenta que los recursos que se obtienen por conceptos de juegos de azar tienen m煤ltiples beneficiarios.

El proyecto descarta pues cualquier otra opci贸n como ser铆a la de 鈥渞eglamentar esta actividad鈥, en virtud de que se entiende que por ese camino no se eliminan los efectos nocivos mencionados, sino que se termina legitimando una conducta reprobable 茅tica y socialmente; se premia con una patente de comerciante probo a aquellos que la han explotado y fomentado transgresoramente, y se no se eliminan los efectos nocivos mencionados, sino que se legitiman. Y porque una reglamentaci贸n de la actividad del juego de azar il铆cito en bares y cantinas, adem谩s, de un control estatal en el 谩mbito tributario y en cuanto a la no participaci贸n de menores en la actividad, supone un control de la calidad y transparencia del servicio prestado, lo que resulta inviable y muy dificultoso desde un punto de vista pr谩ctico.

Por ende se entiende que el instrumento jur铆dico m谩s id贸neo para combatir la explotaci贸n ilegal de juegos de, consiste en que, partiendo de la ilicitud de esa actividad, prever a nivel legal y con naturaleza sancionatoria, la clausura de dichos establecimientos comerciales en v铆a administrativa, a trav茅s de un procedimiento sumario, y la incautaci贸n definitiva de las m谩quinas de azar, a instancia de denuncia penal presentada por la autoridad administrativa competente en la detecci贸n y erradicaci贸n del juego clandestino, (es decir, la Direcci贸n General de Casinos) ante la sede judicial pertinente.

En ese sentido, se entiende imperioso mantener la figura penal de falta, pero ampliando el 谩mbito subjetivo y objetivo del citado tipo penal, a efectos de abarcar nuevas modalidades de explotaci贸n de esta actividad il铆cita.

Asimismo, se prev茅 para el caso de reincidencia, facultar legalmente a la Direcci贸n General de Casinos a promover ante los 贸rganos jurisdiccionales competentes, la clausura definitiva de dichos establecimientos comerciales. Pero siempre el punto de enfoque deber谩 ser 鈥渓a ilicitud del juego de azar prestado en aquellos locales o lugares que no cuentan con la debida habilitaci贸n o autorizaci贸n.

La soluci贸n a esta problem谩tica en el proyecto de ley del Poder Ejecutivo presentado por la Administraci贸n anterior (el 20 de marzo de 2014), propone pasar de la etapa legislativa de la punibilidad a titulo de falta, a la etapa de punibilidad a titulo de delito, con penas de prisi贸n y aun penitenciaria desalentando a los proveedores y capitalistas del juego de azar il铆cito y clandestino, manteniendo la regulaci贸n actual de la falta para el apostador.

No obstante ello entendemos tambi茅n como una alternativa viable, y a efectos de evitar la creaci贸n de nuevas figuras delictivas punibles con encarcelamiento, que abarroten los tr谩mites en los juzgados y establecimientos de detenci贸n, conmutar dichas penas por fuertes multas y por otra parte conferir facultades a los Organismos p煤blicos naturalmente id贸neos (como la Direcci贸n General de Casinos del Estado) para decretar administrativamente el cierre de los locales o establecimientos que realicen este tipo de explotaci贸n; as铆 como 鈥渓a incautaci贸n preventiva鈥 de los bienes destinados a esa actividad, sin perjuicio de conferirle atribuciones para la fijaci贸n de multas administrativas por la misma causa. Se procura con ello evitar en buena parte con ello la judicializaci贸n de los procedimientos.

Montevideo, 17 de marzo de 2015.

Pedro Bordaberry
Senador

separador

 

Twitter de Pedro