Homenaje a Jorge Sanguinetti en el Senado

interpelacion-al-ministro-del-interior-eduardo-bonomi-homicidios-cada-100-mil-habitantes-youtubeSE脩OR BORDABERRY.- En primer lugar, adem谩s de saludar la presencia de las personas que ha mencionado el se帽or presidente, quiero agradecer al Cuerpo que haya votado por unanimidad la realizaci贸n de este homenaje.

Parece que fue ayer 鈥損ero hace ya casi seis meses鈥 que, en un caluroso d铆a de enero, sus familiares, su esposa, sus hijos, sus nietos, sus amigos y correligionarios, desped铆amos en el Cementerio Central a Jorge Sanguinetti.

La muerte parece haberse ensa帽ado en los 煤ltimos tiempos con el Partido Colorado. Hace poco nos dej贸 nuestra compa帽era Martha Montaner, y tambi茅n 聽lo hicieron el exsenador Walter Riesgo, el doctor escribano Roberto Yavarone, el doctor Jorge Batlle y el doctor Alejandro Atchugarry.

Lament谩ndonos, sal铆amos del Cementerio Central, y dec铆amos que arriba 芦estaban eligiendo bien禄, porque se estaban llevando a los mejores. Una persona me dijo que all谩 arriba en el cielo deb铆a haber una gran crisis porque se estaban llevando a los adecuados para enfrentarla. Jorge Sanguinetti fue actor principal铆simo 鈥搈e animar铆a a decir que uno de los pilares鈥 de una generaci贸n excepcional de pol铆ticos del Uruguay y de mi partido que tanto hicieron por el pa铆s.

聽聽聽聽聽Dec铆a Jorge Luis Borges que la vida es una muerte por venir 鈥揾acia ah铆 vamos todos, inexorablemente鈥, pero que la muerte es una vida vivida. Hoy, cuando ya se han secado las l谩grimas que todos derramamos en enero 鈥揳unque su muerte era algo que estaba dentro de las previsiones鈥 y a煤n sigue el dolor 鈥搎ue siempre va a seguir鈥, esas l谩grimas y ese dolor empiezan a ser sustituidos por el recuerdo, por el orgullo de haberlo conocido y haberlo tenido como compa帽ero de partido, por el orgullo de que fuera padre, abuelo, marido, hermano y t铆o y, sobre todo, por el reconocimiento y el agradecimiento por una vida bien vivida. Eso fue la vida de Jorge Sanguinetti y una vida vivida, de ah铆 la importancia de que el Senado detenga por un instante su trabajo de todos los d铆as y recuerde a un gran uruguayo que hoy no lloramos, pero s铆 recordamos y mucho.

Recordamos la vida intensa de alguien que era intenso porque 隆vaya si lo era! Hablamos de la vida intensa de un optimista ya que si algo se puede decir de Jorge Sanguinetti, el Negro, es que era un optimista. Su vida, adem谩s, fue intensa por el hacer; si algo lo caracterizaba era, precisamente, el hacer, el concretar, el lograr que las cosas sucedieran porque fue un gran hacedor.

聽聽聽聽聽Su vida tambi茅n fue intensa en el pensar porque siempre ten铆a un proyecto en mente, analizaba lo que hab铆a que hacer y lo compart铆a. Eso fue Jorge Sanguinetti: un hombre que vivi贸 intensamente y con optimismo y que concret贸 todo aquello que so帽贸. Fue un visionario que se centraba en el 聽pensamiento y se descentraba en la labor, en el trabajo.

聽聽聽聽聽Un uruguayo exitoso 聽鈥揷reo que muy exitoso鈥 que entendi贸 que ese 茅xito, esa capacidad que le hab铆a dado la vida, la naturaleza, no solamente ten铆a que utilizarla para su beneficio y el de su familia sino tambi茅n para el de la sociedad, de su departamento 鈥揅olonia鈥, de su Uruguay y de ese Juan Lacaze en el que no hab铆a nacido, pero que era su lugar en el mundo, el sitio al que pertenec铆a. 脡l era lacacino, por m谩s que no hubiera nacido all铆; repet铆a que uno no elige d贸nde nacer, pero s铆 d贸nde vivir y 茅l hab铆a elegido vivir ah铆.

聽聽聽聽聽Quiz谩s siguiendo ese precepto b铆blico de que al que mucho se le da mucho se le exigir谩, 茅l, que hab铆a recibido mucho, devolv铆a tambi茅n mucho a Juan Lacaze, a 聽Colonia, a 聽Uruguay, a la sociedad.

聽聽聽聽聽Con su capacidad, se destac贸 como un gran emprendedor, un adelantado a su tiempo y tambi茅n un so帽ador. Era, creo yo, de esos uruguayos de los que van quedando pocos, 聽perteneci贸 a esa generaci贸n que se adelantaba treinta, cuarenta o cincuenta a帽os a lo que iba a pasar 聽y lo concretaba. Luego de que todo estaba hecho, uno pensaba: 芦Claro, era l贸gico que se hiciera禄, pero en el momento en que se hac铆a todos lo miraban de reojo pregunt谩ndose: 芦驴Tendr谩 raz贸n?禄

聽聽聽聽聽Jorge Sanguinetti, cincuenta a帽os antes de que llegaran los finlandeses a Fray Bentos con UPM 鈥揃otnia鈥, desmont贸 una planta de celulosa en Noruega y la mont贸 en Juan Lacaze. 隆La desmont贸, la trajo y la mont贸 aqu铆, cincuenta a帽os antes! 隆Vaya si 聽ten铆a visi贸n!

聽聽聽聽聽Jorge Sanguinetti, como empresario, en Arrozal 33 se adelant贸 a sistemas de riego que hoy algunos lugares del Uruguay todav铆a no tienen. 隆Vaya si eso era visi贸n empresarial, conocimiento de lo que pasaba en el Uruguay y en el mundo! Bastaba ir con 茅l a visitar el tambo que ten铆a en Juan Lacaze, donde estaba todo pensado: su casa en la vuelta del arroyo, un cerrito y detr谩s el tambo; deb铆a llevarnos cinco o diez minutos llegar hasta all铆 porque eso no se ve铆a. 聽Ten铆a todo mecanizado y se entusiasmaba diciendo: 芦Mir谩 la cantidad de litros que saco禄; 芦Mir谩 lo que hice aqu铆禄, 聽聽芦Mir谩 lo que hice all谩禄.

聽聽聽聽聽Ten铆a, hace ya diez o quince a帽os, un sistema en la computadora en el que registraba exactamente lo que se hab铆a hecho en cada potrero de ese tambo: lo que se hab铆a plantado, lo que se hab铆a echado, lo que se hab铆a cosechado, lo que hab铆a rendido y lo que no. Hoy uno puede decir que existe Internet pero, 隆ojo!, 茅l ya estaba all谩 hac铆a rato. Era un productor agropecuario tremendo.

聽聽聽聽聽A veces me preguntaba c贸mo hac铆a para tener tiempo para tanta cosa porque, en verdad, lo ten铆a.

聽聽聽聽聽Por otra parte, era un gran deportista, fan谩tico de los autos; Myra 鈥搎ue anda por ah铆鈥 lo sufri贸. Me acuerdo que a pesar de encontrarlo alguna vez 聽con unos dolores de cadera y de espalda que no pod铆a m谩s, dec铆a: 芦Debo curarme porque tengo que salir a correr禄. Lo hac铆a en un Mini Morris; corr铆a en las competencias automovil铆sticas con uno de esos autos viejos. Ten铆a, adem谩s, una colecci贸n de autos antiguos 鈥搎ue hab铆a formado durante una cantidad de tiempo鈥 que era su orgullo. Entre esos autos ten铆a uno que hab铆a corrido en Le Mans y recuerdo que no lo pod铆a sacar a la ruta 聽porque solamente pod铆a ir a alg煤n lugar en donde se circulara en un sentido ya que si se encontraba con otro de frente, lo pod铆a dar vuelta. Prend铆a un MG del a帽o treinta y pico, de color colorado y, sin subirse, orgullosamente lo dejaba moderando y dec铆a: 芦Mir谩 c贸mo anda esto!禄.

聽聽聽聽聽Era un navegante y tambi茅n fan谩tico de la caza deportiva. Ten铆a unos caniles donde criaba y entrenaba perros setter. Orgullosamente y tocando un pito, largaba a uno, que sal铆a corriendo y al rato volv铆a.

聽聽聽聽聽隆C贸mo ten铆a tiempo para todo!

聽聽聽聽聽Ten铆a una familia numerosa que era la luz de sus ojos, esos ojos que brillaban siempre y m谩s todav铆a cuando hablaba de ellos, cuando contaba sobre ellos.

聽聽聽聽聽Y por si todo eso no fuera suficiente 鈥搒er productor rural, tambero, industrial, empresario, emprendedor, deportista y hombre de familia鈥, adem谩s, sinti贸 desde siempre la necesidad de participar en la pol铆tica.

聽聽聽聽聽Ya en 1968 鈥揳lgo que no es muy recordado鈥 fue consejero de la UTU. 隆Me imagino los aportes que 鈥搃ndudablemente鈥 habr谩 hecho el Negro como consejero en la UTU, con todo ese conocimiento y esa visi贸n que ten铆a! Pero creo que uno de los grandes mojones en su vida fue el a帽o 1985, cuando el entonces reci茅n asumido presidente Julio Mar铆a Sanguinetti lo nombra ministro de Transporte y Obras P煤blicas y pone en sus manos un ministerio complejo. 脡l, como siempre actu贸 en su vida y en su actividad privada, lo primero que hizo fue formar un gran equipo. Llev贸 de subsecretario, con 33 a帽os, a un tal Alejandro Atchugarry; de director de Vialidad, tambi茅n con treinta y pocos a帽os, a un tal ingeniero Lucio C谩ceres; de director nacional de Hidrograf铆a, a Edi Juri; de director nacional de Transporte a Conrado Serrentino y de director nacional de Arquitectura a Humberto Baldomir. Hablamos de ciudadanos colorados, blancos y frenteamplistas a los que convocaba a su despacho, en el hotel Columbia, y somet铆a a una entrevista profunda antes de ofrecerles el cargo. Tambi茅n sum贸 a otros j贸venes que ten铆an alrededor de veinte a帽os, como Max Sapolinski, Alejandro Falco y el ingeniero Agust铆n Aguerre. Es decir, form贸 un gran equipo y, a su vez, sembr贸 hacia el futuro, con esa visi贸n que ten铆a para seleccionar lo mejor y hacer una gran gesti贸n, como fue la suya.

Cuando le preguntaba al ingeniero C谩ceres sobre la actuaci贸n del negro Jorge Sanguinetti en el Ministerio de Transporte y Obras P煤blicas, dec铆a que era un realizador: alguien que concretaba.

聽聽聽聽聽Empez贸 con las obras por convenio, esas que hoy vemos cuando recorremos el Uruguay entero; fue 茅l. 聽Realiz贸 un trabajo en el ministerio con gran contenido social pues construy贸 liceos, clubes deportivos, 聽hogares de ancianos, jardines de infantes, escuelas t茅cnicas. Tambi茅n concluy贸 los accesos a Montevideo 鈥搃maginen los se帽ores senadores si hoy no los tuvi茅ramos鈥, inici贸 la reconstrucci贸n y la doble v铆a de la nueva ruta 1 y la ruta 54. Asimismo construy贸 el acceso a Montevideo por la ruta 8, mejor贸 toda la red vial en acuerdo con las intendencias, consolid贸 el transporte diversificado de pasajeros, promovi贸 la instalaci贸n, ampliaci贸n y mejora de los puertos deportivos y fue un gran impulsor de la hidrov铆a Puerto C谩ceres-Nueva Palmira.

聽聽聽聽聽Su gran orgullo era llevar a personas que invitaba 鈥搚 quer铆a convencer鈥, subirlas arriba de los silos, en la terminal de Nueva Palmira, y mostrarles el R铆o Uruguay, mostrarles las barcazas y decirles: 芦Esto es el futuro: 聽de ac谩 hasta el Mato Grosso, de ac谩 al Paraguay, de ac谩 bajamos toda la producci贸n禄. 聽En 1985, hace ya tantos a帽os, Jorge Sanguinetti tuvo la visi贸n de colocar a Nueva Palmira como el lugar que es hoy: un puerto 聽de salida excepcional, que tiene una actividad enorme.

聽聽聽聽聽Junto con Pedro Bonino y el entonces ministro Ricardo Zerbino fue part铆cipe activo en la formulaci贸n de la Ley Forestal del a帽o 1987. Hoy, por suerte, vemos los frutos de ese trabajo realizado tiempo atr谩s y 聽podemos admirar esa visi贸n de futuro y, sobre todo, esa capacidad de ejecuci贸n para que las cosas sucedan. El gran Jos茅 Mart铆 dec铆a:聽芦hago lo que creo bien en m铆 y bueno para los dem谩s, consciente de que rara vez el 谩rbol da sombra a aquel que lo planta禄. Y 茅l hac铆a eso: plantaba robles, plantaba a futuro, sabiendo que iba a dar sombra a otros; 聽esa es la sombra que nos est谩 dando hoy en el arroz, en la celulosa, en la forestaci贸n. Y lo hac铆a, adem谩s, con optimismo. Nunca lo escuch茅 criticar a alguien ni emitir un juicio negativo. Es m谩s, cuando lo atacaban se ve铆a que le dol铆a, pero ten铆a la grandeza de decir: 芦No; no respondo禄. Era un hombre de esp铆ritu abierto, un liberal, siempre buscaba soluciones.

聽聽聽聽聽Fue tambi茅n presidente de Ancap, en los duros momentos de la crisis, y al terminar su mandato se puso a disposici贸n para ayudar a quien ven铆a detr谩s. Fue un presidente que entendi贸 que Ancap deb铆a reconvertirse y se entrevist贸 con integrantes de todos los partidos para redactar un proyecto de ley que luego, por circunstancias pol铆ticas, fue sometido a consulta popular. El resultado fue negativo y fue el primero en decir: 芦Se pronunci贸 el pueblo asunto laudado. Se respeta禄 y no insisti贸. Hubiera sido bueno escuchar a ese visionario que tanta experiencia ten铆a en las soluciones que propon铆a.

聽聽聽聽聽Como dije, fue un lacacino m谩s que por adopci贸n, por elecci贸n; supo ayudar 聽y atender a todos, sin hacer distinciones. Nunca mir贸 por su inter茅s sino por el de los dem谩s.

聽聽聽聽聽En 1989 fue candidato a vicepresidente por el Partido Colorado, acompa帽ando la f贸rmula del doctor Jorge Batlle. Se asemejaban al caballero Don Quijote de la Mancha y Sancho: Jorge Batlle con sus sue帽os e ideas, cabalgando contra molinos y Sancho con su sensatez, su realidad y su concreci贸n, trabajando a su lado.

SE脩OR BORDABERRY.- 聽Con mucho gusto.

SE脩OR BORDABERRY.- Como dec铆a el se帽or senador Amor铆n, hay dos tipos de l铆deres: los que lideran con la palabra, con el discurso, con la verba, y los que lideran con la acci贸n, con el ejemplo, con el trabajo. Jorge Sanguinetti era de estos 煤ltimos. No era el que lideraba arengando a las masas o haciendo discursos lindos; 隆no!, lo segu铆amos los que sab铆amos que siempre ten铆a el rumbo correcto, que se anticipaba, que hac铆a y que concretaba.

Hoy, a煤n con dolor, creo que podemos encontrar el regocijo de haber gozado de su amistad y de su ejemplo. Estoy seguro que sus familiares sienten orgullo por quien todos 鈥揺n todos lados, pero en especial en Juan Lacaze鈥 tienen tan buen recuerdo.

聽聽聽聽聽Se帽alaba la se帽ora diputada Reisch que hoy en Juan Lacaze los sindicalistas de Fanapel 鈥揹el gremio鈥 dicen: 芦Cuando estuvo el Negro Sanguinetti fue el mejor momento que tuvimos, fue el mejor momento que vivimos禄.

Sus familiares 鈥搒u se帽ora, sus hijos, sus nietos, sus sobrinos鈥 tienen que tener la seguridad de que fueron muy afortunados de haber podido gozar de ese ser humano, no solo en las facetas que hemos destacado, sino tambi茅n en la de su buen humor, su optimismo, su visi贸n del pa铆s.

聽聽聽聽聽Creo que esa vida se anticip贸 treinta o cuarenta a帽os en el tiempo. Recuerdo haberlo visto dando instrucciones por radio, desde su avioneta o desde su auto, a quienes trabajaban con 茅l, antes de que existiera el WhatsApp que todos usamos ahora, porque con su intensidad lo hac铆a mucho antes de lo que lo hacemos nosotros hoy.

聽聽聽聽聽隆Creo que todos tenemos que sentirnos agradecidos de haber sido contagiados de esa energ铆a, de esa bondad que irradiaba, de la que nadie que estuviera cerca de 茅l pod铆a escapar!

聽聽聽聽聽Hay un viejo adagio que uno lee por los caminos de Espa帽a, que dice: 芦El hombre debe tener un proyecto bajo el brazo, un sue帽o siempre en la mente y actitud en el trabajo. El hombre debe tener dos virtudes por si acaso: sencillez para el triunfo y valor para el fracaso禄.

Creo que eso fue Jorge Sanguinetti, el Negro: un hombre que siempre ten铆a un proyecto bajo el brazo, que ten铆a siempre un sue帽o en la mente, que ten铆a una actitud tremenda para el trabajo; un hombre que ten铆a estas dos virtudes por si acaso: la sencillez para el triunfo y el valor para el fracaso.

Muchas gracias, se帽or presidente.

(Aplausos en la sala y en la barra).

 

Twitter de Pedro