Mis palabras en ocasi贸n del Encuentro de Trabajo
entre legisladores argentinos y uruguayos
en Mart铆n Garc铆a el 25 de Abril de 2019

 

D5BQTqIW0AArwLV

En nombre de los legisladores de la Rep煤blica Oriental del Uruguay, y en mi calidad de Presidente de la Comisi贸n de Asuntos Internacionales del Senado, agradezco a los Presidentes de las delegaciones Argentina y Uruguaya por recibirnos hoy en esta hist贸rica Isla de Mart铆n Garc铆a.

En este encuentro de trabajo de legisladores de las Comisiones de ambos parlamentos hemos conversado sobre la demarcaci贸n de los l铆mites entre Mart铆n Garc铆a y Timoteo Dom铆nguez, el dragado de los canales, el trabajo de la Comisi贸n y la libre circulaci贸n de personas entre los dos pa铆ses.

Lo que estamos haciendo hoy no es otra cosa que repetir lo que argentinos y uruguayos venimos haciendo hace m谩s de doscientos a帽os: cruzar este R铆o de la Plata que, a diferencia de otros r铆os en otras partes del mundo, no nos separa sino que nos une.

Lo cruz贸 Jos茅 Artigas cuando en 1810 fue a poner su espada a la orden de la Junta. Lo cruzaron a remo, pasando por aqu铆 cerquita 33 orientales que salieron de San Isidro, desembarcaron en la Agraciada e incendiaron la pradera oriental con el fuego de la libertad.

Lo hac铆a el Capit谩n Juan de San Mart铆n, padre del General Jos茅 De San Mart铆n cuando administraba la vieja Estancia de Nuestra Se帽ora de Bel茅n, la Calera de las Hu茅rfanas, aqu铆 cerca de Carmelo.

Lo hac铆a Esteban Etcheverr铆a cuando formaba generaciones de patriotas de ambos lados del r铆o en los principios republicanos que nos gu铆an.

Lo hizo Domingo Faustino Sarmiento que cruzaba el r铆o para veranear en la localidad de Santa Luc铆a, en Canelones y, de paso, concurr铆a a la vieja Escuela de Artes y Oficios de Montevideo y participaba de sus fin de cursos.

Escuela de Artes y Oficios que era dirigida por el Dr. Pedro Figari quien, luego de una extensa carrera como abogado, defensor de oficio, legislador y director de la Escuela, se dedic贸 a la pintura.

驴D贸nde pint贸 gran parte de sus obras?

Cruz贸 el r铆o, desde Montevideo, y se instal贸 en San Antonio de Areco, en la provincia de Buenos Aires, en 鈥淟a Porte帽a鈥 propiedad de la familia Guiraldes. A煤n hoy en el museo Guiraldes, en Areco, se encuentran unos cuadros formidables de Figari, quien junto con Blanes y Torres Garc铆a son los m谩s famosos y reconocidos pintores orientales.

Ricardo Guiraldes, hijo del propietario de la estancia donde recal贸 Figari, fue el autor de Don Segundo Sombra, e integr贸 una generaci贸n formidable de argentinos de las letras. Entre ellos estaba Jorge Luis Borges.

Un Borges que tambi茅n cruzaba el r铆o, pero en sentido contrario, rumbo al Uruguay, a menudo. Incluso en su autobiograf铆a recuerda un verano en esta misma Isla de Mart铆n Garc铆a, donde galopaba en un caballo tobiano.

Borges ten铆a una abuela uruguaya y pasaba muchos veranos en la quinta de sus primos en el Paso Molino en Montevideo. De grande volver铆a a esa ciudad una y otra vez instal谩ndose en el viejo Hotel Cervantes de la calle San Jos茅.

Muchos de sus cuentos tienen lugar en el Uruguay. 鈥淓l Duelo鈥, un enfrentamiento entre dos gauchos del Partido Nacional, en Cerro Largo. 鈥淟a forma de la Espada鈥, en la estancia 鈥淟a Colorada鈥, en Tacuaremb贸, 鈥淔unes el Memorioso鈥 en Fray Bentos.

En esa misma 茅poca otro escritor, uruguayo, nacido en el Salto oriental, Horacio Quiroga, cruzaba el r铆o en sentido contrario para instalarse primero en el Tigre y luego en la Selva misionera donde escribir铆a sus cuentos de la selva.

Un Tigre donde otro artista uruguayo, Carlos Pa茅z Vilar贸 construir铆a su casa y pasar铆a muchos inviernos en una replica de la Casapueblo de Punta Ballena donde recib铆a a cientos de visitantes en el verano.

Otro artista pl谩stico, pero argentino, Garc铆a Uriburu, cruzaba en sentido contrario para donar sus obras que se exhiben en el Cuartel de Dragones de Maldonado.

Si vamos al deporte que nos une, nos encontramos con una gran cantidad de futbolistas que cruzan este r铆o en uno y otro sentido.

鈥淟a gente ya ni come para ver a Walter G贸mez鈥 cantaba la hinchada de River Plate argentino en los a帽os cincuenta. G贸mez hab铆a tenido un problema en un cl谩sico en Montevideo y por eso no era citado al seleccionado nacional uruguayo. Emigr贸 a Buenos Aires y el d铆a en que Uruguay le gan贸 a Brasil en Maracan谩, el 16 de Julio de 1950 y se coron贸 campe贸n del Mundo, jugaban River Plate y San Lorenzo. Cuando llega la noticia de que Uruguay era campe贸n del mundo, el 谩rbitro par贸 el partido para que los compa帽eros de Walter G贸mez lo levantaran en andas.

Francescoli, Alzamendi, ayer, hoy Mayada y De la Cruz, siguen ese camino.

Como lo hicieron en Boca Juniors el maestro T谩barez, o Ariel Krasouski (formado en el mejor equipo del Uruguay, el Montevideo Wanderers) ayer y Naithan N谩ndez hoy.

El Chivo Pavoni fue multicampe贸n de Am茅rica con Independiente, R煤ben Paz y Juan Ram贸n Carrasco se lucieron en Racing y tantos m谩s.

Tambi茅n argentinos en Uruguay. El cordob茅s Juan Eduardo Hohberg defendi贸 a Uruguay en el mundial de 1954. Luis Artime fue un tremendo goleador del Nacional Campe贸n del Mundo, al igual que Ermindo Onega en Pe帽arol. Luego Marcelo Gallardo y hoy Lucas Viatri en Pe帽arol y Gonzalo Bergessio en Nacional.

Como se lucen, juntos, Lionel Messi y Luis Su谩rez en el mejor equipo del mundo, uno con la cl谩sica habilidad y capacidad argentina y el otro con la garra y el temperamento uruguayo, se帽aladonos que juntos podemos lograr muchas cosas.

En otros deportes tambi茅n sucede algo parecido.

Pel贸n Stirling junto a Adolfito Cambiasso en La Dolfina en el Polo. Calfani en San Lorenzo en Basquetbol como ayer Paolo Quinteros en el Trouville de Montevideo.

Ni que hablar, Se帽or Presidente, del turf, con Irineo Legu铆samo ayer y Pablo Falero hoy ganando estad铆sticas.

Y la m煤sica. La m煤sica que tambi茅n es rioplatense: el tango.

No voy a entrar en la discusi贸n, eterna, sobre Carlos Gardel porque para nosotros los uruguayos la duda es si naci贸 en Tacuaremb贸 o en Tacuaremb贸.

Lo cierto es que m谩s all谩 del lugar de su nacimiento, Gardel como el Tango, es rioplatense.

El himno de los tangos, 鈥淟a Cumparsita鈥澛 fue obra del uruguayo Becho Mattos Rodriguez, pero quien lo toc贸 por primera vez en p煤blico, en el viejo Bar La Giralda de la Plaza Independendencia, en Montevideo, fue el maestro argentino Firpo. Cinco bises le pidieron esa noche.

Toda esta historia en com煤n, todo este ir y venir por este r铆o que nos une, nos ha tra铆do hoy a los legisladores de ambas m谩rgenes hasta Mart铆n Garc铆a.

Quiz谩s para hacer realidad aquellas palabras de Borges. Las que nos dedic贸 a los uruguayos en su Milonga para los Orientales.

Esa que en sus estrofas finales dice: 鈥淢ilonga para que el tiempo vaya borrando fronteras, por algo tienen los mismos colores las dos banderas鈥

 

Twitter de Pedro