El reino del rev茅s

Por Daniel Bianchi

A fines de diciembre pasado el diputado Fitzgerald Cantero realiz贸 dos Pedidos de Informes: uno sobre los viajes del titular del Ministerio de Transporte y Obras P煤blicas (MTOP), Enrique Pintado -cuyo alejamiento es manejado desde hace tiempo por el presidente Jos茅 Mujica- y otro sobre remodelaciones efectuadas en el edificio sede de esa Secretar铆a.

Sin aspavientos ni manifestaciones a la prensa de tipo alguno. Simplemente, cumpliendo con su labor de contralor de conformidad a lo que establece la Constituci贸n de la Rep煤blica para los legisladores nacionales.

Poco despu茅s, trascendi贸 a trav茅s de la prensa que el ministro hab铆a mandado remodelar la Sala de Reuniones,聽ubicada en el 9潞 piso de esa聽Secretar铆a,聽con todas las comodidades para tratar temas 芦delicados como el Caso PLUNA鈥, a un costo de 8.700 d贸lares. Las comodidades se refer铆an a una habitaci贸n especial con un ba帽o con ducha, sill贸n-cama, televisor plasma, frigobar y aire acondicionado. Las explicaciones corrieron por cuenta del 鈥淛efe de Gabinete del MTOP禄 (t茅rmino ampuloso, si los hay, para designar a un asesor del ministro), quien dijo que 鈥渓a remodelaci贸n de todo el edificio hace a la profesionalizaci贸n de la gesti贸n y a dar mejores condiciones de trabajo a nuestros funcionarios禄. Luego, por supuesto, se ensayaron otras dos o tres explicaciones, a cual de todas menos convincentes.

En un pa铆s en serio, Pintado deber铆a abandonar su cargo de inmediato. Pero no precisamente por el gasto en la Sala de Reuniones donde aborda 芦temas delicados禄,聽ni por los presuntos gastos excesivos en viajes, ni por una investigaci贸n por operaciones inmobiliarias sospechosas聽y una supuesta relaci贸n cercana con un empresario de la construcci贸n denunciada por otro medio de prensa. No, por nada de eso, sino por su fracaso al frente de su Secretar铆a, por el rotundo traspi茅 con el frustrado resurgimiento del ferrocarril y por el controversial, desprolijo, cuestionado e irregular Caso PLUNA que lo tuvo como uno de sus principales protagonistas, entre otros temas.

Los Pedidos de Informes cursados por Cantero nada tienen de agresivos; por el contrario, son objetivos, no aseveran ni aseguran nada, sino que preguntan y demandan explicaciones a las autoridades. Sin embargo, fueron calificados como una聽鈥渙peraci贸n pol铆tica鈥, un 鈥渂urdo intento de ensuciar la cancha鈥 y hasta聽de 鈥渁taques que tienen una clara intencionalidad pol铆tica por da帽ar la imagen del Gobierno鈥.

Nada se explica de lo que se pregunta en los Pedidos de Informes y que los uruguayos tienen derecho a conocer, sino que se procura desviar la atenci贸n y hacer aparecer a los buenos como los malos, y viceversa.

Y si opinan lo contrario, recuerden otro caso.

En noviembre de 2011 una psic贸loga que se desempe帽aba en la Unidad de Desarrollo Integral (UDI) de la Administraci贸n Nacional de Educaci贸n P煤blica (ANEP) denunci贸 el proceder de algunos colegas que聽marcaban tarjeta聽en la instituci贸n聽a la hora de entrada, se retiraban inmediatamente a trabajar en mutualistas o consultorios privados, y regresaban en la tarde a marcar hora de salida, por lo cual cobraban sin ejercer su funci贸n.

La ANEP inici贸 una investigaci贸n de urgencia en la UDI que deriv贸 en聽un sumario con separaci贸n del cargo聽a tres psic贸logos. Pero luego que la denuncia tomara estado p煤blico a trav茅s de un diario y un programa de televisi贸n de Montevideo, el caso alcanz贸 ribetes de esc谩ndalo.

La UDI es una repartici贸n de la ANEP encargada de evaluar a ni帽os con dificultades de aprendizaje, y se estima que la maniobra de los profesionales afect贸 el tratamiento de unos 1.000 ni帽os y adolescentes que dejaron de ser atendidos correctamente, lo que oblig贸 al reordenamiento de los expedientes para retomar los tratamientos interrumpidos.

Transcurridos seis meses del sumario sin que mediara una resoluci贸n respecto a la denuncia, en diciembre pasado los tres psic贸logos fueron reintegrados a la ANEP hasta que exista una resoluci贸n definitiva, la que determinar谩 la permanencia o no de los funcionarios en el cargo (Decreto 500).

Sin embargo, ahora se supo que la denunciante fue sumariada con separaci贸n del cargo como consecuencia de su 芦absoluta deslealtad禄.

Para adoptar la incre铆ble decisi贸n, la ANEP argument贸 que con su denuncia la profesional gener贸 un 芦esc谩ndalo p煤blico禄, ya que si bien reconoce que es deber de los funcionarios denunciar hechos irregulares o delictivos, denunci贸 el caso de los psic贸logos 鈥溍眔quis鈥 a trav茅s de 芦cualquier forma o medio, para ponerlos en conocimiento, incurriendo en un actuar absolutamente desleal a la Administraci贸n禄.

Alguien dijo alguna vez que los valores no se han perdido, sino que cambian con los tiempos.

Estos parecen ser dos ejemplos: no explicar una situaci贸n que involucra dinero de todos los uruguayos agraviando a quien pide explicaciones al respecto, y sancionar al funcionario que act煤a bien favoreciendo al que cometi贸 una falta grave.

隆Cu谩nta raz贸n ten铆a Mar铆a Elena Walsh! S贸lo falta que quepa un oso en una nuez,聽que usan barbas y bigotes los beb茅s, y que un a帽o dure un mes.

 

Twitter de Pedro