Informe a la Comisi贸n Preinvestigadora sobre Corrupci贸n

 

A聽 LA COMISION PRE INVESTIGADORA DEL SENADO DE LA REPUBLICA

 

PEDRO BORDABERRY, Senador de este cuerpo, ante la Comisi贸n Preinvestigadora con fines legislativos para analizar la situaci贸n de la corrupci贸n en el Uruguay, se presenta y DICE:

 

Que viene a dar cumplimiento a lo dispuesto por el art铆culos 136 del Reglamento del Cuerpo, en m茅rito a las siguientes consideraciones de hecho y fundamentos de derecho:

 

  1. OBJETO DE ESTA COMPARECENCIA. ANTECEDENTES

 

1.- El suscrito solicit贸 el d铆a de ayer al Senado de la Rep煤blica la conformaci贸n de una Comisi贸n Investigadora con fines legislativos para analizar la situaci贸n de la corrupci贸n en el Uruguay.

Ello surge de la nota oportunamente presentada y que obra en poder de los se帽ores integrantes de la Comisi贸n.

 

2.- De acuerdo con lo dispuesto por el art铆culo 36 del reglamento se form贸 esta Comisi贸n y se cit贸 al suscrito a los efectos de recibir 鈥渄el mocionante la exposici贸n correspondiente鈥, lo que comparece a realizar.

 

  1. NORMAS APLICABLES. TIPO DE COMISION QUE SE SOLICITA.

 

3.- Son aplicables en el caso las disposiciones previstas en los art铆culos 120 de la Constituci贸n de la Rep煤blica, 1, 2, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, y siguientes de la ley 16.698 y 135 y siguientes del Reglamento del Senado.

 

4.- El art铆culo 120 de la Constituci贸n de la Rep煤blica establece que 鈥渓as C谩maras podr谩n nombrar comisiones parlamentarias de investigaci贸n o para suministrar datos con fines legislativos鈥.

 

5.- A su vez el art铆culo 20 de la ley 16.698 prev茅 la existencia de cuatro clases de comisiones parlamentarias: a) permanentes; b) especiales; c) de investigaci贸n; d) para suministrar datos con fines legislativos.

 

6.- Como surge de la nota presentada, la solicitud efectuada por el suscrito es de conformaci贸n de una Comisi贸n 鈥減ara suministrar datos con fines legislativos鈥 como la prevista en la segunda parte del art铆culo 120 de la Constituci贸n y en el literal d) del art铆culo 2 de la ley 16.698.

 

Se pretende la conformaci贸n de una Comisi贸n con fines legislativos para analizar la situaci贸n de la corrupci贸n en nuestro pa铆s, en especial con el siguiente alcance:

 

A.- analizar, recopilar informaci贸n e investigar la situaci贸n de hechos de corrupci贸n en el pa铆s;

 

B.- analizar y recopilar informaci贸n sobre la situaci贸n de hechos de corrupci贸n en la regi贸n, en especial en Argentina y Brasil;

 

C.- analizar y recopilar informaci贸n sobre la posible repercusi贸n de dichos hechos de corrupci贸n en la regi贸n y en nuestro pa铆s;

 

D.- analizar el estado de nuestra legislaci贸n en relaci贸n con la legislaci贸n comparada 聽y los instrumentos legales existentes en el derecho comparado relacionados con la corrupci贸n.

 

E.- analizar el cumplimiento de las obligaciones internacionales de nuestro pa铆s relacionads con la corrupci贸n;

 

F.- analizar el estado de cumplimiento de las recomendaciones del Junta de Transparencia y Etica P煤blica relacionadas con la corrupci贸n;

 

G.- Cualquier otro elemento que surja del desarrollo de la actuaci贸n de la Comisi贸n.

 

7.- De acuerdo con el art铆culo 7 de la ley 16.698 las comisiones para suministrar datos con fines legislativos asesoran al Senado en el ejercicio de sus poderes de legislaci贸n. Su designaci贸n procede cuando no se presume la existencia de irregularidades o ilicitudes.聽

Sin perjuicio de esto, la norma a texto expreso se帽ala que 鈥渟i de la investigaci贸n realizada surgiere la comprobaci贸n de irregularidades o ilicitudes tambi茅n pueden asesorar a la C谩mara en el ejercicio de sus poderes jur铆dicos de control administrativo鈥.

 

8.- Existe una contradicci贸n o vac铆o legal, entre lo dispuesto en el Cap铆tulo II de la ley 16.698 y el art铆culo 136 del reglamento del cuerpo.

La ley 16.698 establece la conformaci贸n de una Comisi贸n Preinvestigadora para el caso de las Comisiones de Investigaci贸n. Si bien el t铆tulo del Cap铆tulo II refiere a todas las comisiones previstas en el art铆culo 120 de la Constituci贸n, los art铆culos 9 y siguientes se refieren exclusivamente a las comisiones investigadoras y no a las con fines legislativos.

 

9.- El art铆culo 135 del Reglamento del Senado, por su parte, establece que previo a la conformaci贸n de las comisiones comprendidas en el art铆culo 120 de la Constituci贸n se deber谩 contar con un informe de una Comisi贸n Preinvestigadora.

 

No distingue entre comisiones investigadoras y comisiones con fines legislativos.

 

El art铆culo 136 dispone que el Senador que las solicite debe ocurrir al Presidente, el que nombrar谩 la Comisi贸n pre investigadora que se constituir谩 de inmediato y recibir谩聽 exposici贸n del mocionante.

Luego de ello establece una serie de disposiciones referidas a las comisiones de investigaci贸n referidos a la entidad de la denuncia, la seriedad de su origen y la oportunidad y procedencia de la investigaci贸n.

 

10.- Resulta evidente que si no se pide la conformaci贸n de una comisi贸n investigadora sino con fines legislativos la Comisi贸n Preinvestigadora no puede pronunciarse sobre la procedencia u oportunidad de una investigaci贸n.聽

 

Existe pues una contradicci贸n entre la norma de mayor rango, la ley y la de menor, el reglamento, el que de todas formas se cumplir谩 para evitar cualquier inconveniente.

 

Esto salvo que se interprete la exigencia de investigaci贸n como la de realizarla sobre el estado de un tema en el pa铆s, de la normativa aplicable y la necesidad de conformar la comisi贸n.

 

En ese sentido es que a continuaci贸n encarar谩 la fundamentaci贸n de la oportunidad, procedencia, seriedad y entidad de lo que propone.

 

11.- Adjunta consulta realizada al Prof. Dr. Jaime Sapolinski que entiende es concluyente sobre la no exigencia de la afirmaci贸n de irregularidades o hechos il铆citos.

La misma es coincidente con opiniones de Horacio Cassinnelli Mu帽oz y Jos茅 Korzeniak sobre el tema, que cita.

 

III.- LA CORRUPCION. UN FLAGELO DE NUESTROS TIEMPOS AL QUE NO SE PUEDE ESTAR AJENO.

 

11.- 鈥淐on corrupci贸n en los pa铆ses es muy dif铆cil capitalizar la ayuda externa o promover los derechos humanos鈥 acaba de expresar (el d铆a de ayer) el canciller Rodolfo Nin Novoa (http://telenocheonline.com/preocupa-crisis-en-comision-interamericana-de-ddhh/).

 

12.- El Papa Francisco sostuvo recientemente que 鈥渓a corrupci贸n es un proceso de muerte que se ha vuelto habitual en la sociedad鈥.聽

 

Para 茅l 鈥渆l corrupto no percibe su corrupci贸n鈥 y 鈥渟e ha vuelto natural, al punto de llegar a constituir un estado personal y social ligado a la costumbre, una pr谩ctica habitual en las transacciones comerciales y financieras, en las contrataciones p煤blicas, en cada negociaci贸n que implica a agentes del Estado. Es la victoria de la apariencia sobre la realidad y de la desfachatez imp煤dica sobre la discreci贸n honorable鈥 (https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-la-corrupcion-es-un-mal-mas-grande-que-el-pecado-34503/).

 

13.-聽 El mundo y la regi贸n est谩 asistiendo hoy a un aumento enorme de los casos de corrupci贸n. Una corrupci贸n que saca recursos a los estados. Recursos que son necesarios para educaci贸n, salud, trabajo, vivienda, terminan en manos de inescrupulosos que se benefician a costa de la sociedad.

 

14.- Nuestra regi贸n se vio especialmente conmovida con casos de corrupci贸n en los 煤ltimos tiempos. Alcanza con leer las noticias diarias del Brasil y la Argentina para conocer datos escalofriantes en montos y actos.

 

En Brasil se encuentran acusados, e incluso procesados y condenados, notorios dirigentes pol铆ticos, legisladores, ministros, ex presidentes y empresarios.

 

Las tramas del lava jato, del mensalao, de Petrobras, de los sobornos de empresas como Odebrecht, revelan que cientos de millones de d贸lares fueron destinados a sobornos y casos de corrupci贸n.

 

Tan grave ha sido la situaci贸n que el ex presidente y hoy Senador Jos茅 M煤jica reconoci贸 que el ex presidente Lula Da Silva le hab铆a expresado que 鈥淓n este mundo tuve que lidiar con muchas cosas inmorales, chantaje.聽Por tan s贸lo nombrar alguna: Este (refiri茅ndose al mensal茫o) era la 煤nica manera de gobernar Brasil鈥 (http://www.elpais.com.uy/informacion/brasil-sorprendido-dichos-mujica-lula.html).

 

15.- En Argentina la situaci贸n no es mejor.

La corrupci贸n alcanz贸 ribetes nunca vistos. Las recientes noticias de un ex Secretario de Obras P煤blicas, muy cercano a quien fuera presidenta hasta hace poco, siendo detenido mientras intentaba ocultar millones de d贸lares en un monasterio, se suman a hechos igualmente graves.

Filmaciones de personas contando y 鈥減esando鈥 el dinero, acusaciones contra la ex presidente, ex ministros, ex funcionarios, son algo de todos los d铆as.

 

16.- No son cualquier pa铆s, son nuestros vecinos, el lugar d贸nde esto est谩 ocurriendo hoy.

 

IV.- REPERCUSIONES EN EL URUGUAY.

 

17.- Los hechos que est谩n ocurriendo en la regi贸n tuvieron impacto y repercusi贸n en nuestro pa铆s. En algunos casos a trav茅s de la denominada 鈥渞uta del dinero鈥 y en otros en materia de contratos con empresas vinculadas.

 

18.- En el Brasil, el empresario Benedito Rodrigues, en una delaci贸n premiada (arrepentido) reconoci贸 que las empresas OAS y Odebrecht abonaron 3 millones de d贸lares al ex Ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Fernando Pimentel (Partido de los Trabajadores).

 

El objeto del pago era que este realizara gestiones ante el gobierno del Uruguay para que se le adjudicara a OAS las obras de la Regasificadora y el Gasocuto de esta.

OAS realiz贸 la obra para Gas de France que a su vez lo hizo para la empresa estatal Gas Sayago S.A. propiedad de UTE y de ANCAP como es de p煤blico conocimiento. Tambi茅n se sabe que incumpli贸 y se retir贸.

 

Qued贸 hasta la fecha un d茅ficit de m谩s de 70 millones de d贸lares (era de m谩s de 170 millones pero se recuper贸 una garant铆a de 100 millones).

 

19.- La declaraci贸n de Benedito Rodr铆guez fue realizada ante la Justicia y menciona expresamente el soborno destinado al ex Ministro y ex Gobernador Pimentel, quien se entrevist贸 varias veces con funcionarios y autoridades del gobierno uruguayo.

20.- Las repercusiones de los hechos de corrupci贸n argentinos en el Uruguay, tambi茅n han sido grandes.聽

Se recuerda el caso de la valija incautada al ciudadano venezolano Guido Antonini Wilson en Argentina. El referido ciudadano abandon贸 una valija con 800 mil d贸lares y huy贸 hacia nuestro pa铆s.

El entonces ministro de la Rep煤blica Argentina, Alberto Fern谩ndez asegur贸 que el destino de dicho dinero abandonado, era el Uruguay.聽

Reitero, esto lo expres贸 un Ministro de gobierno argentino.

21.- M谩s ac谩 en el tiempo se encuentran las actuaciones relacionadas con la compra de bienes en el pa铆s por parte de ciudadanos argentinos como parte de un plan para 鈥渓avar鈥 dinero corrupto.

Si quienes son procesados y condenados por actos de corrupci贸n se paseaban a sus anchas por el Uruguay, es un posibilidad cierta que no s贸lo hayan elegido el pa铆s como destino del fruto de su accionar delictivo sino que pueden haber desarrollado este en nuestro territorio.

 

22.- Hoy en Argentina se ha procesado a ex ministros de econom铆a, ex interventores de YPF, ex Secretarios de Planificaci贸n que ten铆an estrecha vinculaci贸n con nuestro pa铆s y con la compra de energ铆a.

 

23.- Hay otros hechos en el pasado reciente. Como el reconocimiento del ex embajador itinerante Julio Baraibar de la existencia de un intento de soborno al ex embajador de nuestro pa铆s en Argentina, Francisco Bustillo por un mill贸n de d贸lares para lograr un contrato en la Comisi贸n Administradora del R铆o de la Plata.

 

24.- Es decir, nuestro pa铆s no es una isla y los acontecimientos ocurridos en el mundo pero en especial en la regi贸n, pueden haber tenido una doble impacto.

Por un lado, la actuaci贸n en nuestro pa铆s de quienes recibieron sobornos y realizaron actos de corrupci贸n en otras naciones.

Por otro, actos de corrupci贸n desarrollados por nacionales, similares o parecidos a los acontecidos en dichos pa铆ses.

 

V.-聽 LAS HERRAMIENTAS CON QUE SE ESTA COMBATIENDO LA CORRUPCION.

 

25.- Tanto en Brasil como en Argentina existen instrumentos para combatir la corrupci贸n de los que carece nuestra legislaci贸n vigente.

En ese sentido la delaci贸n premiada, la figura del arrepentido (en Uruguay se previ贸 para determinadas figuras pero no para estas), del informante o el agente encubierto, fueron claves para lograr avanzar en la investigaci贸n.

Un valijero es atrapado y luego de un tiempo acepta colaborar con la Justicia. Da elementos probatorios, no s贸lo confiesa, acerca de la participaci贸n de los ide贸logos y los que m谩s se beneficiaron. Estos terminan acogi茅ndose tambi茅n al beneficio y terminar谩n identificando a los funcionarios que sobornaron.

Un empresario es procesado y se ampara a la delaci贸n premiada. Identifica y suministra pruebas del soborno a funcionarios p煤blicos. Si se llega al fondo del asunto, nadie queda fuera de la acci贸n de la Justicia.

26.- Este es el caso de Odebrecht, de OAS, del mensalao, del lava jato, de Petrobras, de L谩zaro Ba茅z, Farinha, Benedito Rodrigues, Jos茅 鈥淛osecito鈥 L贸pez.

Es el caso de aquellos para los que se ha vuelto natural, al punto de llegar a constituir un estado personal y social ligado a la costumbre, una pr谩ctica habitual en las transacciones comerciales y financieras y en las contrataciones p煤blicas la corrupci贸n.

 

27.- Hoy no podemos decir que ello no haya ocurrido en el Uruguay. Sencillamente porque no contamos con esos instrumentos. Pero hay indicios claros de la actuaci贸n de estas personas en nuestro territorio.

A lo que se suma otra carencia.

 

28.- En nuestro pa铆s no existe el delito de enriquecimiento il铆cito.聽

Delito que s铆 existe en otros pa铆ses y que constituye otra herramienta fundamental para la lucha contra la corrupci贸n. Ese delito por el que se penaliza al funcionario o jerarca que ve aumentando su patrimonio y no puede dar debida justificaci贸n y prueba de dicho aumento.

Me referir茅 al mismo en el pr贸ximo cap铆tulo puesto que la no tipificaci贸n del mismo es no s贸lo un impedimento para avanzar contra la corrupci贸n. Constituye una flagrante violaci贸n a convenios internacionales de los que la Rep煤blica es parte.

 

VI.- LA VIOLACION DE LOS CONVENIOS INTERNACIONALES.聽

 

29.- Por la ley 18.056 de 20 de noviembre de 2006 nuestro pa铆s aprob贸 la Convenci贸n de las Naciones Unidas contra la Corrupci贸n.

Dicha Convenci贸n fue aprobada, con el voto de Uruguay, en M茅xico en diciembre de 2003 y entr贸 en vigencia en diciembre de 2005. Se trata del primer instrumento internacional jur铆dicamente vinculante contra la corrupci贸n.

La misma establece la obligaci贸n para 聽los pa铆ses de tipificar como delito el de enriquecimiento il铆cito si es que este no se considera como tal en su derecho interno.

 

30.- Al haber ratificado nuestro pa铆s por medio de la ley 18.056 la mencionada Convenci贸n contra la corrupci贸n, asumi贸 la obligaci贸n de instrumentar e incorporar a nuestro derecho positivo este delito.

No lo ha hecho y por ende se encuentra en clara violaci贸n de esa obligaci贸n internacional.

Se adjunta consulta realizada al Dr. Fernando Gonzalez sobre el tema en el que se analiza el mismo y se llega a similares conclusiones.

31.- El suscrito no tiene dudas que una Comisi贸n para analizar la corrupci贸n con fines legislativos concluir谩 en la existencia de tan grave omisi贸n y recomendar谩 la aprobaci贸n de una ley que tipifique el enriquecimiento il铆cito como delito.

 

32.- No es todo.

Por la ley 17.008 de 15 de septiembre de 1998 nuestro pa铆s tambi茅n ratific贸 otro instrumento internacional vinculante: La Convenci贸n Interamericana contra la Corrupci贸n suscrita en Caracas el 29 de marzo de 1996.

Por la misma los estados partes que a煤n no lo hayan hecho adoptar谩n las medidas legislativas o de otro car谩cter que sean necesarias para tipificar como delitos en su derecho los actos de corrupci贸n descrito en la misma.

Esto tambi茅n se ha incumplido.

 

VII.- EL PARLAMENTO HA MOSTRADO RESISTENCIA A MODIFICACIONES SUSTANTIVAS Y DESCONOCIMIENTO DE LAS TENDENCIAS ACTUALES EN LA MATERIA.

 

33.- En su informe del a帽o 2014 la Junta de Transparencia y Etica P煤blica realiz贸 una serie de afirmaciones y conclusiones que parecen haber pasado desapercibidas.

Pese a la gravedad y contundencia de las mismas.

 

34.- Ese informe de actividades de la Jutep contenida en la Memoria Anual 2014 se帽ala la resistencia tanto del Poder Ejecutivo como del Parlamento a determinadas actividades.聽

As铆, se afirma que el Poder Ejecutivo no promovi贸 la mayor铆a de las iniciativas m谩s importantes que le fueron elevadas y que el Poder Legislativo 鈥渢ambi茅n ha mostrado resistencia a modificaciones sustantivas鈥.

 

35.- Respecto del Poder Legislativo que integramos se聽 dice que esas resistencias surgen de 鈥渃ierto desconocimiento de las tendencias actuales en la materia (principalmente las relativas a las facultades de la Junta y a las normas de car谩cter penal) y, especialmente, en cuanto a las normas penales (no se volvieron a discutir las tipicidades de los delitos ni a reconsiderar decisiones ya tomadas)鈥溌 (p谩gina 231 del informe).

 

36.- Dentro las recomendaciones m谩s urgentes que quedan pendientes de cumplimiento se destaca la聽 tipificaci贸n del delito de enriquecimiento il铆cito (p谩gina 232).

Existen varios proyectos de ley presentados para hacerlo, uno incluso en el a帽o 2011 por la propia Junta de Transparencia y Etica P煤blica.

 

VIII.- OTRO ERROR: ASEGURAR Y PENSAR QUE ESTA TODO BIEN EN NUESTRO PAIS.

 

37.- Se ha citado en alguna ocasi贸n la buena ubicaci贸n de nuestro pa铆s en los rankings聽 o indicadores de transparencia internacional. Se afirma esto para rechazar la necesidad de seguir avanzando en la materia.

Ello constituye un profundo error por los motivos que pasar谩 a exponer.

 

38.- En primer lugar, cuando se cita indices de transparencia internacional en los que Uruguay hace m谩s de treinta a帽os que figura . Es una posici贸n hist贸rica.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que es clave saber que estos indicadores se basan en la percepci贸n de la poblaci贸n no en hechos concretos.

Por ende puede suceder que est茅n sucediendo hechos graves que no hayan trascendido ya sea porque no se cuentan con los instrumentos legales para prevenirlos o porque sencillamente no hayan sido detectados.

37.- Tambi茅n pueden existir elementos latentes que hagan pr贸xima su aparici贸n o se est茅n gestando. Hechos locales o del exterior que los hayan provocado o est茅n por hacerlo.

 

38.-聽 En segundo lugar existen otros indicadores donde ni siquiera la percepci贸n es buena como por ejemplo el Bar贸metro Global sobre la corrupci贸n (BGC), d贸nde se pregunta en forma espec铆fica sobre esta.

El promedio mundial es 3,8 y Uruguay se encuentra en 3,5 (d贸nde 1 es nada corrupto y 5 muy corrupto, en partidos).

 

39.- De todos esto quiz谩s lo m谩s importante es se帽alar que no se puede caer en la tentaci贸n populista de asegurar que todo depende de la percepci贸n.聽

 

Una correcta aproximaci贸n al tema debe tener en cuenta elementos concretos, hechos, informes y datos, sobre los que trabajar.聽

 

40.- Tampoco se debe esperar a que el problema avance sino anticiparse a 茅l. Debe tenerse en cuenta que las formas, los instrumentos, los individuos se reconvierten d铆a a d铆a y debemos anticiparnos a ello.

 

A eso apunta este pedido.

IX.- CONCLUSION

 

41.- De todo lo que viene de relatarse surge claramente que han existido hechos de corrupci贸n muy graves en la regi贸n que incluso han tenido consecuencia y acciones en nuestro pa铆s.

 

42.- Tambi茅n que la Rep煤blica se encuentra omisa y en estado de incumplimiento de obligaciones internacionales de tipificaci贸n de delitos de corrupci贸n, lo que es se帽alado incluso por la Junta de Transparencia y Etica P煤blica.

 

43.- Nuestro pa铆s no cuenta con los instrumentos legales para combatir, investigar y penalizar los actos de corrupci贸n con que si cuentan otros pa铆ses que est谩n realizando investigaciones muy importantes sobre el tema.

 

44.- En definitiva la conformaci贸n de esta Comisi贸n no es otra cosa que un paso adelante en la lucha contra ese proceso de muerte que se ha vuelto habitual en nuestra sociedad, al decir del Papa Francisco, o sin el cual no es posible promover los derechos humanos al decir de nuestro canciller.

 

45.- Hacemos votos para que esta Comisi贸n y el plenario del Senado acompa帽e esta solicitud para avanzar en la lucha contra la corrupci贸n.

 

X.- PETITORIO

En m茅rito a todo lo expuesto, SOLICITA:

 

1.- Tenga por presentado el informe escrito previsto en el art铆culo 136 del Reglamento del Senado.

 

2.- Previo informe favorable de esta Comisi贸n, que se elevar谩 al Plenario, se acceda por la C谩mara a la Conformaci贸n de la Comisi贸n solicitada para analizar con fines legislativos la corrupci贸n en nuestro pa铆s.

 

Atentamente,

Pedro Bordaberry
Senador

 

Montevideo, 16 de junio de 2016

 

Twitter de Pedro